El mundo subterráneo de Olomouc

El subterráneo de Hradisko, foto: Miroslav Kobza, ČRo
0:00
/
0:00

Una cripta medieval, corredores “de escucha”, refugios antiatómicos o una cámara de tortura es lo que guarda el subterráneo de la ciudad de Olomouc. En la nueva edición de 'Radioviajes' les invitamos a conocerlo.

El subterráneo de Hradisko, foto: Miroslav Kobza, ČRo
El acceso al mundo subterráneo de la ciudad de Olomouc, situada en el corazón de Moravia, fue facilitado al público gracias a la iniciativa de la asociación de historiadores Durancia. Sus miembros recomiendan a los interesados que lleven una lámpara frontal, ya que la iluminación no está disponible en todas las partes del área.

Uno de los guías, Vladimír Gračka, se dedica a la exploración del subsuelo de Olomouc desde hace décadas y para la Radiodifusión Checa describió los espacios secretos que esconde esta ciudad histórica.

“El subterráneo de Olomouc se divide por un lado en espacios medievales, formados por los subsuelos de casas eclesiásticas y burguesas, y por otro en áreas militares, que están situadas debajo de los jardines de Smetana y de Čech (Smetanovy a Čechovy sady). Estas permanecen cerradas al público, pero se considera su apertura”.

Corredores “de escucha” y una cripta

Los jardines de Smetana y de Čech se hallan encima de los restos de una fortaleza procedente de la época barroca. La existencia de esta extensa red de corredores fue descubierta en 2013 un accidente, cuando una niňa de dos aňos se hundió en uno de ellos durante un paseo por los jardines. Afortunadamente, salió sin heridas graves.

La cripta de la Iglesia de San Mauricio, foto: Miroslav Kobza, ČRo
Siguieron minuciosas investigaciones del subsuelo que sacaron a la luz un extenso laberinto de corredores situados entre tres y seis metros bajo tierra. Se trata de los llamados corredores “de escucha” que constituían parte del sistema de defensa de la urbe. Los militares vigilaban allí al enemigo y percibían cuándo estaba tratando de socavar la entrada a la fortaleza. En ese momento los guardias llenaban los corredores con pólvora y enterraban a los enemigos en el mismo lugar.

Las visitas guiadas organizadas por la asociación Durancia comienzan en la cripta de la Iglesia de San Mauricio (kostel svatého Mořice), cuya presencia fue mencionada por primera vez en el 1257, explica Gračka.

“La cripta fue construida a principios del siglo XVIII a raíz de la decisión de que los cadáveres se dejarían de enterar en el suelo del templo. A esta decisión contribuyó asimismo un gran incendio que devoró casi la mitad de la población, incluida una parte de la iglesia. Con sus 350 m² se trata del área subterránea eclesiástica más extensa del país”.

Las paredes de la cripta están cubiertas con numerosas aperturas rectangulares. Gračka explica su función.

La cripta de la Iglesia de San Mauricio, foto: Miroslav Kobza, ČRo

“Son ventiladores que permitían que el aire se renovara cuando se guardaban aquí los cadáveres. Los huesos se trasladaban después al osario”.

Leyenda de la princesa Durancia

El subterráneo de Hradisko, foto: Miroslav Kobza, ČRo
La visita prosigue en los subterráneos del Monasterio de Hradisko que data de 1078. Desde 1784, cuando el emperador austrohúngaro José II suspendió en las Tierras Checas más de 700 monasterios, sirve de hospital militar.

Detrás del altar monasterial se encuentra una caja con los restos mortales de los primeros Premislitas de la ciudad Olomouc, el primer linaje real de las Tierras Checas. Entre ellos se encuentran también los restos mortales de la princesa Durancia, que dio nombre a la asociación de historiadores y con la que se vincula una leyenda, explica su presidenta, Alena Ovčačiková.

“La princesa Durancia, de origen ruso, era esposa del premislita Oto III de Olomouc. Se dice que era una de las mujeres más bellas de la Europa de entonces. Un monje del monasterio se enamoró de una de sus cortesanas. Cuando la comitiva de la princesa se dirigía a la misa, el monje se escondió en uno de los corredores para poder besar a su elegida a oscuras. No obstante, su antorcha se apagó, y el monje se equivocó, besando a la princesa. Se dice que a consecuencia su esposo los emparedó a todos”.

El subterráneo de Hradisko, foto: Miroslav Kobza, ČRo
En los subterráneos del Monasterio de Hradisko se encuentra un sótano donde los monjes preparaban cerveza, explica Gračka.

“En aquel entonces se tomaba cerveza en lugar del agua. Podemos ver aquí también otras huellas de actividad humana, como restos de chimeneas y herramientas de herreros”.

Un refugio nuclear y una cámara de tortura

La Huerta de Bezruč, foto: Michal Maňas, CC BY-SA 2.5 Generic

La asociación Durancia ofrece asimismo visitas guiadas a un refugio antiaéreo procedente de la Segunda Guerra Mundial, situado debajo de los jardines del Monasterio de Hradisko.

La Casa del Lucio Dorado, foto: Palickap, CC BY-SA 4.0 International
En la Huerta de Bezruč se encuentra una discreta entrada que lleva a un enorme refugio nuclear de más de 500 m² de extensión. Su construcción se inició en 1953. El hecho de estar construido dentro de una roca lo convierte en uno de los refugios más resistentes del país. En el pasado servía como campo de entrenamiento del Ejército y del cuerpo de bomberos y su existencia fue secreta hasta fechas recientes.

Los ingresos de la visitas guiadas del subterráneo de Olomouc permitieron a la asociación Durancia realizar un viejo sueňo; abrir un museo de tortura. La exposición se encuentra en los sótanos góticos de la Casa del Lucio Dorado (Dům u Zlaté štiky) y ofrece réplicas de todo tipo de herramientas, desde una espada de ejecución o un garrote hasta una bota malaya. Los visitantes pueden probar la función de algunos artefactos en sus propias carnes.

10
49.585876470000
17.258010850000
default
49.585876470000
17.258010850000