El monasterio de Kladruby tiene su propio perfume

El monasterio benedictino de Kladruby, foto: Zdeňka Kuchyňová

Con motivo de los 900 años desde su fundación, el monasterio de Kladruby, en Bohemia Occidental, ofrece una exposición de sustancias aromáticas. El monasterio incluso ha obtenido su propio perfume, al igual que las famosas estatuas barrocas de Matías Braun.

El monasterio benedictino de Kladruby, foto: Zdeňka Kuchyňová
Mirra, incienso, ámbar gris, cedro u otras sustancias aromáticas es lo que encontrarán en el Archivo de Aromas expuesto en el monasterio benedictino de Kladruby.

Según afirmó a la agencia ČTK la perfumera Petra Hlavatá, en Chequia no hay demasiadas oportunidades de encontrarse con estas sustancias base necesarias para fabricar perfumes. El monasterio benedictino ha recibido también su propio perfume creado a su medida, y su nombre rinde homenaje al conocido arquitecto barroco Jan Blažej Santini.

Los visitantes podrán dirigirse también al Lapidario de Aromas que ofrece una visita a los ámbitos monasteriales con una treintena de estatuas barrocas del arquitecto Matías Braun. Algunas de ellas cuentan también con sus propios perfumes.

El Archivo de Aromas es posible visitar durante los meses de septiembre y octubre exclusivamente durante los fines de semana y festivos.