El informático ecuatoriano que no quiere trabajar en una oficina

Andrés Sebastián López

Andrés Sebastián López está realizando desde Praga una serie de aplicaciones para dispositivos móviles que enseguida lograron éxito. Con ese negocio, para el que busca un socio en Chequia, quiere evitar su peor pesadilla: tener que trabajar en una oficina.

Andrés Sebastián López
Andrés Sebastián López, de la ciudad de Quito, llegó a Praga previo paso por Berlín, la primera ciudad donde residió en Europa.

Actualmente está terminando sus estudios de Ingeniería de Sistemas y dice estar enamorado de Praga, que además es un sitio que le da muchas oportunidades en este momento.

“Quiero comenzar aquí mi carrera porque República Checa es una muy buena oportunidad en lo que es IT. Las empresas son muy buenas, tienen muy buen nombre y hasta para mi currículum sería interesante empezar a trabajar aquí un par de años, y tal vez después, moverme a otro lado. Me encantaría ir a Alemania, volver a Alemania, yo vivía en Berlín es una ciudad maravillosa, y bueno, espero que así pase”.

Por el momento Andrés reparte su tiempo entre estudios y alguna que otra ocupación, especialmente crear aplicaciones para dispositivos móviles, algo que comenzó a hacer simplemente porque quería usarlas con su propio móvil, dice. Sin embargo, luego vio que podían interesar a más personas y probó suerte.

“Tengo una página web, develapphot.com. Básicamente la idea era crear aplicaciones móviles. Creé una aplicación que nunca fue lanzada, fue solo para probar como funcionaba con el iPhone, pero a lo largo del año el proyecto se fue consolidando. Hice más aplicaciones. Las mandé, las aprobó App Store, donde tienen todas las aplicaciones y te las puedes bajar al iPhone, al iPad y a todos estos equipos, y también las envié a otro portal que se llama Cydia, que también tienen aplicaciones. Funcionó mejor de lo que yo esperaba. También tengo otras aplicaciones que son para computadora”.

También ha probado suerte con dos aplicaciones para ordenador, pero con menor o nula salida comercial, cuenta Andrés.

“Creé uno que al final no fue tan legal como esperaba porque lo que hacía el programa era permitirte acceder a páginas bloqueadas según tu país. Por ejemplo en YouTube a veces aparece una cosa que está bloqueada para este país. Entonces lo que la aplicación hace es cambiar el IP y te permite ver el video. La otra aplicación es para liberar teléfonos iPod, iPad, iPhone, todos esos equipos. Eso sí es legal por ahora. Pero está la campaña de si es legal o no, pero por ahora lo es”.

Aún así, Andrés dice que las aplicaciones para computadora no tienen éxito. Las que despiertan de verdad interés son las de móviles, aunque él quiere abarcar todo el espectro de las aplicaciones en su proyecto.

Foto: Zanetta Hardy, Stock.xchng
“Las aplicaciones móviles es en lo mejor que me ha ido. Es impresionante. La primera vez que saqué una aplicación era una aplicación de streaming de videos y cosas así. Después de horas, tres horas, tenía ya como 300 descargas. Al siguiente día mil, y subía a dos mil. Entonces me dije que aquí sí que había futuro, le llega a la gente, la gente se baja eso”.

¿Cuánto vale descargarse alguna de esas aplicaciones que tuvieron tanto éxito inmediato?

Andrés Sebastián López
“Todas mis aplicaciones son gratuitas, todo el proyecto se mantiene por adds, por publicidad que yo pongo en mis aplicaciones, y por donaciones. La gente, si le gusta la aplicación, dona, y así es como se mantiene el proyecto. Como te digo me fue muy bien en las aplicaciones móviles, ahora tengo una aplicación en App Store, cuatro aplicaciones en Cydia y espero que siga creciendo el proyecto”.

Ahora dice estar buscando un socio o un compañero en Praga para hacer de su página de verdad un servicio completo. Él, hasta que no termine los estudios, no puede dedicarle todo el tiempo que le gustaría.

“Lo hago solo, lamentablemente. Ese es un problema, a mí me encantaría trabajar con otra gente porque así el proyecto crecería mucho más rápido, estoy seguro. Pero por ahora lo estoy haciendo solo y tiene desventajas porque no puedo actualizar mucho las aplicaciones, me demora, me toma tiempo. Aparte tengo la universidad y todo, pero estoy en eso”.

Andrés espera que las aplicaciones le permitan llevar el modo de vida con el que sueña.

Foto: Alessandro Paiva, Stock.xchng
“Todo esto de las aplicaciones, sirve y te da dinero. Hay gente que vive solo de eso, entonces por ese lado quiero ir. No me gusta mucho la oficina. A mí me encanta la programación, eso es lo que yo hago. Y mi peor pesadilla, pese a que me encanta la programación, es tener que trabajar en una oficina programando para, tal vez, programas que no me interesan, o para gente con la que no me llevo bien o lo que sea. Quiero hacer mis cosas, por eso comencé con este proyecto”.

Además es un negocio que no le ata a ningún lugar geográfico y que puede hacer donde sea. Sin embargo, Praga y la República Checa son lugares con muchas oportunidades para un informático en la actualidad, considera.

“Esto funciona así, todo lo que es la informática tiene apertura en todos los países, pero especialmente en República Checa, donde aún la cuestión del trabajo es decente aquí. Para las tecnologías de la información es mucho mejor. He visto los portales donde ofrecen trabajo y siempre están arriba pidiendo gente de IT, así que yo creo que sí que voy a tener por lo menos por ese lado buenas oportunidades”.

Visto así, si las aplicaciones no le funcionan como espera, en Praga sabe que podrá encontrar al menos uno de los trabajos en oficina que detesta.