El Gobierno da luz verde a la vuelta del deporte profesional

 Foto: ČTK/Šimánek Vít

Las ligas de fútbol, hockey o baloncesto podrán reanudarse en breve en la República Checa. Cada competición se retomará cuando esté en condiciones de cumplir con una nueva reglamentación más estricta que evite al máximo el riesgo de contagio por coronavirus entre los jugadores y el resto de profesionales.

Foto ilustrativa: Michal Jarmoluk /Pixabay CC0

El Gobierno dio este lunes una alegría a jugadores, técnicos, representantes, funcionarios y, por supuesto, a los seguidores del deporte profesional, al cumplir con su petición de permitir la vuelta de las competiciones. Desde el 12 de octubre se había detenido cualquier actividad deportiva como una de las medidas para frenar el alto ritmo de contagios que sufre este otoño la República Checa. Solo los clubes que disputan competiciones europeas tenían permiso para competir y entrenar.

El ministro de Salud, Jan Blatný, argumentó la medida en rueda de prensa y su objetivo.

“La ocupación de los deportistas profesionales es el deporte y queremos permitirles realizar su trabajo. Una gran ventaja de esta actividad con respecto al resto es que es posible aislar a estos grupos dentro de centros deportivos cerrados y que serán sometidos a las normas que establezca Sanidad. No es una relajación de las restricciones generales contra el COVID en ningún caso, sino la posibilidad de realizar una actividad profesional para estos grupos de personas”.

Jan Blatný,  foto: Archivo de la Oficina del Gobierno de la RCh

En esta segunda ola del coronavirus, la República Checa ha sido de los pocos países por el momento en suspender sus competiciones. Los jugadores podrán volver a entrenar desde este mismo miércoles. En realidad, los equipos de fútbol sí podían seguir entrenando en sus estadios al aire libre, pero no podían acceder a los espacios interiores.

La fecha exacta de la vuelta a los terrenos de juego no se conoce aún, especialmente porque la nueva normativa de Sanidad no ha sido todavía publicada y las ligas no saben a qué tendrán que atenerse exactamente.

En cualquier caso, el anuncio ha sido recibido con alivio y alegría por los responsables de los diferentes deportes. Josef Řezníček, director de la Extraliga Tipsport de Hockey sobre hielo, aseguró que, a falta de conocer las medidas sanitarias concretas, podrían volver a jugar incluso a partir de este mismo domingo.

Foto: Rudy y Peter Skitterians,  Pixabay / CC0

La nueva reglamentación deportiva contra el COVID-19 promete ser muy estricta, pero la otra gran liga de la República Checa, la Liga Fortuna de Fútbol, ya estaba disputando sus partidos bajo unos altos estándares, como recordó en la propia rueda de prensa del Gobierno el presidente de la Agencia Nacional para el Deporte, Milan Hnilička.

En cualquier caso, para el presidente de la Asociación de la Liga Checa, Dušan Svoboda, lo único importante es que vuelva el deporte profesional, explicó a la Televisión Checa.

“Cualquier tipo de observación o propuesta para complementar las normas o endurecerlas solo serán bienvenidas, ya que queremos hacer todo lo posible para eliminar al máximo el riesgo de contagio de los futbolistas profesionales”.

Aunque han sido las ligas de fútbol y hockey las que más han insistido en la necesidad de la vuelta de la competición, la reglamentación valdrá para todas las ligas profesionales que estén en condiciones de cumplirla. Se espera que las nuevas normas establezcan principalmente una alta frecuencia de pruebas de coronavirus a jugadores y miembros del cuadro técnico presentes en los campos de juego, parecido a como ya se hacía en el fútbol. Unas condiciones que no todos los deportes podrán cumplir, avisa el Gobierno, por el alto coste y el alto grado de complicación logística que supondrán.

Foto: Kit Johnston,  Pixabay / CC0

El presidente de la Asociación de los Clubes de la Liga de baloncesto, Tomáš Kotrč, indicó a la Televisión Checa uno de los problemas principales a los que se enfrentan las competiciones deportivas de alto nivel al ser suspendidas.

“Ahora ya tenemos 66 partidos que recolocar y programar para que nos dé tiempo a terminar la liga a finales de mayo, aproximadamente”.

Los eventos deportivos internacionales también se podrán disputar en terreno checo, según la nueva normativa. Esto ha hecho suspirar de alivio especialmente a los organizadores del campeonato de Europa de Judo, que podrá así celebrarse finalmente en Praga entre los días 19 y 21 de noviembre. Los participantes tendrán que vivir en una burbuja, como se ha hecho ya en otras competiciones en el mundo durante la pandemia, por ejemplo, en la NBA.

Todo ello, por supuesto, sin público. Pero ya que todo el mundo está en casa sin poder hacer demasiado en la calle entre las restricciones, el toque de queda y el frío, seguro que muchos valorarán poder seguir de nuevo a su equipo favorito por la televisión.

palabra clave:
audio