El Gobierno checo respalda la creación de la Guardia Europea de Costas y Fronteras

Südliche Grenze Ungarns (Foto: Délmagyarország/Schmidt Andrea, CC BY-SA 3.0)

El Gobierno checo anunció su respaldo oficial al paquete de medidas propuesto por la Comisión Europea para la creación de la Guardia Europea de Costas y Fronteras. Desde el inicio de la crisis migratoria, Chequia, Polonia, Hungría y Eslovaquia alarmaron a Bruselas sobre la necesidad de reforzar las fronteras exteriores europeas.

Foto: Délmagyarország/Schmidt Andrea, CC BY-SA 3.0
Desde el anuncio hecho por la Comisión Europea, en diciembre del año pasado, de crear un cuerpo europeo para mejorar el control de los límites exteriores del bloque comunitario, Chequia expresó su respaldo.

Tras el Consejo de Ministros de este lunes, el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, informó oficialmente que el Gobierno apoya el paquete de medidas propuesto por Bruselas, que incluye, entre otros asuntos, un registro de viajeros en los aeropuertos.

“Este tipo de información nos puede ayudar a prevenir amenazas contra la seguridad nacional”.

Tomáš Prouza, foto: archivo de la Oficina del Gobierno Checo
El Secretario para Asuntos Europeos, Tomáš Prouza, explicó que las medidas respaldadas por el Gobierno no se limitan únicamente a la creación del cuerpo de protección.

“Además del respaldo a la Guardia Europea de Costas y Fronteras, el Gobierno checo anunció su apoyo a la Oficina de Retorno que se encargará de devolver a todos los que se encuentran ilegalmente en Europa“.

El Gobierno checo constató que la Comisión Europea necesita un instrumento para ayudar a aquellos países que no puedan proteger sus fronteras. Considera que las normas son correctas y que el funcionamiento de Schengen es una prioridad para Praga.

Foto: Vojtěch Berger, Radiodifusión Checa
Para aumentar la seguridad en el espacio Schengen, la Comisión propone una modificación del Código de fronteras para introducir controles sistemáticos obligatorios de ciudadanos de la UE en las fronteras exteriores terrestres, marítimas y aéreas.

Los controles se realizarán utilizando bases de datos, como el Sistema de Información de Schengen, a fin de verificar que las personas que llegan no representan una amenaza para el orden público y la seguridad interna. Y se cuenta con controles obligatorios al salir de la Unión Europea.