El Gobierno checo quiere destinar más dinero para las bajas por maternidad

Foto: Pixabay CC0

Las bajas por maternidad, que en la República Checa también pueden disfrutar los hombres, podrían incluir más dinero para los padres desde julio del año que viene.

Foto: Pixabay CC0

A pesar de que los sueldos y los precios no dejan de subir en la República Checa, el dinero que las familias reciben tras tener un hijo no ha experimentado grandes cambios en los últimos años. El Gobierno, consciente de que el precio de cuidar a un niño ha crecido, propone aumentar en unos 1500 euros la cantidad total destinada al solicitante de la baja. Sobre estos datos habló para la Radiodifusión Checa el portavoz del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Roman Bačovský.

“La propuesta actual de cambio de ley quiere subir la cantidad total que recibirán los padres a 10 180 euros, 15 270 euros en el caso de tener mellizos”.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek, ČRo
La cifra actual se sitúa en unos 8615 euros. En caso de aprobarse este cambio, tendrían derecho a recibir de forma retroactiva esos 1500 euros extra también las familias que ya disfrutaron de dicha baja por maternidad, siempre que su hijo tenga menos de cuatro años en julio de 2019 y no estén recibiendo ya un subsidio por un nuevo niño.

Ya que los ingresos mensuales que perciben estas personas no son excesivos, muchos de los padres y madres que piden la baja intentan sacar algún dinero de más con pequeños trabajos puntuales. Desde la Oficina de Empleo confirman que esto no es un problema, pero que los padres tienen un número máximo de horas que pueden dejar al niño en una guardería o centro infantil similar, tal y como explica Kateřina Beránková.

“El derecho a recibir el subsidio por maternidad no tiene ninguna relación con el hecho de que los padres trabajen o no. Lo importante es asegurar el cuidado adecuado del niño. En caso de que decidan inscribir a un niño menor de dos años en la guardería, no puede pasar allí más de 46 horas al mes“.

Pero este límite puede suponer un problema para muchas madres solteras, que necesitarían al menos un trabajo a media jornada para no verse abocadas a la pobreza. Entonces no está claro que esta súbida sea suficiente para estos casos, como denuncia Dana Pavlousková, de la Asociación de madres libres.

“La baja por maternidad debe ser un sustituto de un sueldo que no estás ganando. Entonces, la cuestión es si la subida planeada refleja la situación actual del mercado laboral”.

Según el Gobierno, la subida de 1500 euros para 2019 sería la primera de dos. La fecha para un segundo incremento todavía no está decidida, afirmó el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.