El fin de las cabinas telefónicas públicas

Foto: Filip Jandourek, ČRo

La mayoría de las cabinas telefónicas públicas desaparecerán a finales de este año de la República Checa.

Foto: Filip Jandourek, ČRo

La empresa de telefonía 02 anunció que el 31 de diciembre del presente año suspenderá definitivamente el servicio de las cabinas de teléfono públicas, excepto de aquellas que por ley deben seguir existiendo en los pueblos con menos de 200 habitantes.

El motivo de la decisión de 02 es obvio. La mayoría de los ciudadanos poseen celulares y casi nadie utiliza para sus llamadas los teléfonos públicos. Además, estas son un blanco frecuente de los vándalos y el coste de su reparación es mayor que las ganancias por sus servicios. Actualmente hay en el país unas 4000 cabinas telefónicas públicas, pero para el próximo año se calcula con dejar en funcionamiento unas 1150.

Los pueblos en que deben conservarse los teléfonos públicos los define todos los años la Oficina de Telecomunicaciones Checa (ČTÚ). Además del número de habitantes, se toma en consideración si en el lugar en cuestión la señal de telefonía móvil tiene la potencia suficiente o es demasiado débil.

Las cabinas de teléfono que dejarán de ser utilizadas serán eliminadas de forma ecológica o serán ofrecidas para ser utilizadas para otros fines. Por ejemplo, para el proyecto de transformación en bibliotecas públicas, muy popular actualmente en varios países.

El mayor auge de las cabinas telefónicas públicas fue registrado por 02 a comienzos del presente milenio cuando tenía en Chequia unas 30 000. Desde entonces su número se fue reduciendo. La red de telefonía móvil cubre actualmente el 97% del territorio checo.