El diputado Petr Wolf abandonó las filas socialdemócratas

David Rath, Jiří Paroubek y Lubomír Zaorálek (Foto: CTK)

El opositor Partido Socialdemócrata perdió el apoyo de otro de sus diputados. Petr Wolf anunció que abandonaba las filas de la agrupación y también de la bancada socialdemócrata por no estar de acuerdo con la presión política que se ejerce dentro del Partido.

David Rath, Jiří Paroubek y Lubomír Zaorálek (Foto: CTK)
Con Wolf son cuatro los tránsfugas del Partido Socialdemócrata. Michal Pohanka, Miloš Melčák y Evžen Snítily dejaron las filas de la socialdemocracia argumentando problemas de comunicación interna y hasta presión por parte de la cúpula.

Independientemente de las razones que hayan tenido los diputados, semejantes actos representan para la socialdemocracia duros golpes que la debilitan para beneficio de la coalición gubernamental.

El líder socialdemócrata, Jiří Paroubek, acusó al gubernamental Partido Cívico Democrático de prácticas poco éticas para conseguir sus fines políticos.

Paroubek no descartó que el voto de Wolf en Parlamento ayudará al oficialismo a ratificar el acuerdo sobre la construcción de una base de radares antimisiles estadounidenses en suelo checo.

El vice primer ministro para Asuntos Europeos, Alexander Vondra, rechazó semejantes acusaciones indicando que se trata de una pugna interna de la socialdemocracia.

„Tengo que protestar y decir que no es cierto que lo que ocurre en la Socialdemocracia tenga algo que ver con la política del Gobierno. Creo que eso responde a la fuerte presión que ejercen algunos políticos socialdemócratas sobre sus diputados”, indicó Vondra

Alexandr Vondra y Mirek Topolánek (Foto: CTK)
Cabe recordar que en la Cámara de diputados, integrada por 200 legisladores ni el oficialismo ni la oposición disponen de la mayoría, hecho que complica toda votación en el Parlamento.

La huida de diputados socialdemócratas favorece al oficialismo y en el caso del diputado Wolf se especula que podría ayudar en la votación sobre la base de radares estadounidense, ya que en su momento dijo que la base no le molestaría.

El diputado Wolf dijo que la presión que se venía ejerciendo sobre él había sobrepasado todos los límites aceptables. Aseguró que había recibido una serie de amenazas, pero lo peor fue cuando empezaron a amenazar a su esposa.

Los dirigentes de la socialdemocracia insisten en que el diputado Wolf nunca expresó que tenia problemas y de la noche a la mañana renunció al Partido y a la bancada parlamentaria, por lo que le exigieron que renuncie también a su escaño.