El desayuno a la checa

Foto ilustrativa: Štěpánka Budková
0:00
/
0:00

Rápido, poco variado y a solas. Así un reciente sondeo ha definido el típico desayuno de los checos. En esta edición de 'Hable Checo con Radio Praga' descubriremos qué se suele desayunar en Chequia, y así aprenderemos vocabulario relacionado con esta comida, la más importante del día.

Foto ilustrativa: Roger Kirby / FreeImages
Algunos extranjeros dicen que muchos checos ponen mala cara -češi se mračí- al andar por la calle. Ya sé por qué pasa esto. Es que se dice que “cómo es el desayuno, así es el día” -jaká snídaně, takový den-. Y según parece, los checos no le dan mucha importancia a la comida más esencial del día -nejdůležitější jídlo dne-.

Tienes razón -máš pravdu-. Uno de los problemas es que los checos desayunan demasiado rápido -Češi snídají příliš rychle-. Casi el 80% dedica a esta comida unos 15 minutos como mucho. La mayoría también desayuna a solas -většina snídá o samotě-, no varía mucho los ingredientes, que además no suelen ser muy sanos -nejsou příliš zdravé-, y una tercera parte incluso se pone a trabajar con el ordenador mientras está desayunando.

Y además uno de cada diez checos desayuna solamente un café y un cigarrillo.

Yo suelo desayunar en cafeterías -já snídám v kavárnách-.

Foto ilustrativa: Štěpánka Budková
La verdad es que esta costumbre todavía no está muy arraigada entre los checos, ya que la mayoría desayuna en casa. ¿De hecho, cómo es el típico desayuno checo?Jaká je vlastně typická česká snídaně-?

Creo que lo más habitual es desayunar -snídat- bollería saladaslané pečivo como pan -chléb-, rohlík, un panecillo en forma de cuerno, o –houska-, un bollo trenzado que lleva por encima salsůl-, -amapola- o comillo -kmín-. Los bollos se untan con mantequilla -pečivo se maže máslem- y se acompañan con queso -sýr-, jamón -šunka- u otro tipo de embutidos -uzeniny-.

Los nutricionistas reprochan a los checos que en vez de bollería integral -celozrnné pečivo- optan por la blanca, que no tiene mucho valor nutritivo. Y tampoco incorporan mucha fruta y verdura–ovoce a zelenina-.

Pečivo, foto ilustrativa: Filip Jandourek
Entonces a mí tampoco me aplaudirían. Es que me encantan los desayunos dulces -sladké snídaně-. Comenzar el día con un buñuelo relleno de mermeladakobliha plněná marmeládou- o un pañuelitošáteček- con requesón -tvaroh- o semillas de amapola -mák- no tiene precio. Y ni te hablo de los bizcochos -buchty- de mi abuela, los que me trae todos los fines de semana.

De todas maneras, hay cada vez más gente que se alimenta sano, es decir, come cereales -cereálie-, yogures -jogurty-.... ¿A ti qué te gusta desayunar -co rád snídáš-?

Cereálie, foto ilustrativa: Štěpánka Budková
Para mí el mejor desayuno es el almuerzo. O sea, que me gusta levantarme al mediodía. Y si me llevan el desayuno a la camasnídani do postele-, a lo mejor soy capaz de comerme hasta un puré de avena -ovesná kaše- que me gusta tan poco.

A mí me encantan los desayunos domingueros -nedělní snídaně-. Los checos habitualmente preparan el hemenex, un plato de huevos fritos -smažená vejce-, jamón y queso -šunka a sýr-, inspirado en en el desayuno inglés. Este además lleva tostadas con mermeladatousty s marmeládou-, salchichas -párky-, bacon -slanina- y alubias -fazole-, entre otras delicias -kromě ostatních dobrot-.

Koblihy, foto: Štěpánka Budková
La verdad es que los huevos son los principales protagonistas de los desayunos festivos. Se comen huevos cocidosvařená vejce-, huevos pasado por aguavejce naměkko-, huevos revueltosmíchaná vejce- o huevos fritos, que en checo llamamos ojos de bueyvolská oka-. ¿Y qué se toma de beber?

Puede resultar sorprendente, pero no solemos beber cerveza ya al empezar el día. Aunque un proverbio coloquial dice: -al pájaro que madruga sin un botellín de cerveza nadie le ayudaranní ptáče bez lahváče vůbec nikam nedoskáče-, más de la mitad de los checos beben -čaj-, que puede ser negročerný-, de frutasovocný o verdezelený-. Por supuesto se bebe café que puede ser solo -černá káva- o con leche -káva s mlékem-.