El conflicto entre Ucrania y Rusia llega a Karlovy Vary

Foto: CzechTourism

El conflicto entre Ucrania y Rusia se hace presente también en el más conocido centro termal de la República Checa, la ciudad de Karlovy Vary, en Bohemia Occidental. Esto se debe al gran número de turistas de esos dos países que se encuentran actualmente en la ciudad balneario y que siguen y comentan la situación en Ucrania.

Foto: CzechTourism
Desde los tiempos del zar ruso Pedro el Grande, el balneario de Karlovy Vary es, además de Praga, la ciudad checa que más visitan los turistas de Rusia y Ucrania. Algunos se someten a tratamientos con aguas termales en los sanatorios locales, otros vienen a conocer los monumentos histórico-arquitectónicos.

No obstante, actualmente lo que más interesa a los visitantes rusos y ucranianos de Karlovy Vary es el desarrollo de la situación en Ucrania. Todos conjuntamente comentan las últimas noticias y consideran como una catástrofe la presencia militar rusa en Crimea, según señala Boris Černiy, turista de Ucrania.

Karlovy Vary, foto: Barbora Kmentová
“Un hermano mayor, como lo es Rusia frente a Ucrania, nunca actúa de manera agresiva. Putin prometió proteger a Ucrania, pero ahora se comporta como un agresor. Eso no debería hacerlo nunca. Confiamos en que la razón finalmente vencerá y que Putin no cometerá un error con consecuencias irreversibles. Pues de suceder algo así, todo el mundo condenaría a Rusia, lo que sería una gran vergüenza para ese país”.

Los ucranianos en Karlovy Vary afirman que independientemente de la difícil situación actual en su país, la crisis no repercute negativamente en sus relaciones con los visitantes rusos del balneario checo. Pero todos, naturalmente, están muy preocupados. Esto lo confirma por ejemplo la señora Natalia, que junto con su esposo llegó a Karlovy Vary desde Moscú.

“Todos juntos convivimos aquí, nos sentamos a una mesa para comer y comentamos lo ocurrido. No hay agresión ninguna entre nosotros aquí. Y tenemos la gran esperanza de que Rusia no intervenga militarmente, que no habrá más derramamientos de sangre y que todo terminará bien”.

Kiev, Ucrania, foto: ČTK
Muchos ucranianos en Karlovy Vary están convencidos de que a lo que más teme Putin es que el virus de la libertad, del hombre libre, se traslade desde Ucrania a Rusia. Y tanto los turistas ucranianos como los rusos que visitan el balneario checo coinciden en que la presencia militar rusa en Crimea, península que forma parte de Ucrania, no es una buena señal. Aún así todos confían en una solución negociada de la crisis ucraniana.