El azar también es un artista: las cucarachas mecánicas de Petr Nikl

Petr Nikl y su nueva exposición ‘Sanguijuela’, foto: ČT24

Los nuevos trabajos gráficos de Petr Nikl surgen sin que el artista tome el lápiz o el pincel. Su nueva exposición ‘Sanguijuela’ (‘Pijavice’) muestra lienzos pintados al azar por cucarachas mecánicas o vertidos casuales de tinta sobre papel de arroz.

Petr Nikl y su nueva exposición ‘Sanguijuela’, foto: ČT24
Los viandantes que pasen por la Avenida Nacional de Praga pueden encontrarse con la sorprendente imagen de un hombre vestido de blanco tras un escaparate inmerso en una fascinante actividad: poner en el suelo insectos mecánicos cargados de pintura, que van dejando tras de sí una estela de color.

Mitad performance, mitad exposición de arte vanguardista, la muestra ‘Sanguijuela’, de Petr Nikl, trae a la galería de Václav Špála una exhibición directa de la creación de obras de arte por medio del azar. El medio por el que se van rellenando los lienzos es el movimiento completamente casual de pequeňos insectos mecánicos, explica el propio Nikl.

Una robocucaracha, foto: ČT24
“Podemos mirar cómo es uno de nuestros pintores. Es un juguete Hexbug, una robocucaracha, un insecto mecánico o como se lo quiera llamar. Esta es la galería de Václav Špála, en la Avenida Nacional de Praga, una arteria terriblemente frecuentada. Para mí siempre ha sido como un acuario aislado del mundo exterior. Siempre que he estado había poquísima gente, excepto en las inauguraciones. Me interesa saber si la persona que pasa por aquí, con sus bolsas de la compra, se para, siente curiosidad y consigo atraerlo al interior”.

Foto: ČT24
La concepción de la sala como mezcla de galería y taller, así como el papel del artista no exactamente como creador sino como cómplice, debería generar una comunicación espontánea con el público y con los numerosos transeúntes.

Sin duda muchos se sentirán hipnotizados por los pequeňos artrópodos artificiales, que mientras no se les acabe la batería van creando una obra a menudo sorprendente de círculos y líneas de color sobre fondo blanco. Los artefactos llevan encima un pequeño depósito de pintura, que abastece uno o dos pinceles pegados a su abdomen.

Foto: ČT24
Otra técnica es dejar manchas de pintura en el lienzo y esperar a que las cucarachas mecánicas pasen por encima y dejen tras de sí rastros multicolores, añade Nikl.

“Esta obra la hice poniendo en el suelo 26 cucarachas. Mi trabajo consiste en que echo polvo pigmentado de colores en el papel, determino los colores y su cantidad, y mando a los bichos a trabajar”.

Los que se dejen atrapar y entren en la galería se verán recompensados con otras obras en las que el azar ha llevado la voz cantante. Se trata de pinturas sobre papel de arroz en las que Nikl se ha limitado a verter tinta china. Es precisamente esta parte de la exposición la que da el curioso nombre de ‘Sanguijuela’ a todo el conjunto, ya que la manera de absorber la tinta que tiene este papel, difundiéndola después en manchas incontrolables, le recuerda al autor la forma de alimentarse de estos parásitos.

La galería de Václav Špála, foto: ČT24
El resultado es imprevisible que a menudo sorprende al propio Nikl.

“Aquí por ejemplo surgió una especie de lobo, de lo que me di cuenta después, por supuesta. Creo que es porque aquí se formó una especie de oreja, y de perfil recuerda a la de un perro. Me gustó tanto que a partir de esta obra casual pinté un cuadro”.

Precisamente la forma en la que surgen las piezas hace sentir a Nikl no como un autor en el sentido tradicional del término, sino como un espectador privilegiado en el nacimiento de las obras.

Petr Nikl, foto: Archivo de ČRo
Petr Nikl puede considerarse un artista polifacético, que a lo largo de su vida ha cultivado muchos géneros, desde el arte gráfico hasta la literatura, el teatro y la música. Fue uno de los fundadores del grupo creativo Los Cabezotas (Tvrdohlaví) y está galardonado con el premio Jindřich Chalupecký. En 2005 preparó la exposición ‘Jardín de Fantasía y Música’ para el pabellón checo en la Expo de la región japonesa de Aichi.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio