El actor Kanyza fue denunciante de la Seguridad del Estado comunista

Jan Kanyza (Foto: CTK)

El popular actor checo, Jan Kanyza, colaboró conscientemente con la Seguridad del Estado comunista. Este es el veredicto del Tribunal Supremo de Praga, que verificó este martes la sentencia contraria dictada en mayo por el Tribunal Municipal capitalino. A la vez el Tribunal Supremo rechazó la demanda en la cual el actor exigía que su nombre fuera borrado del registro de la policía política checoslovaca.

Jan Kanyza (Foto: CTK)
"Durante el proceso se demostró que el demandante se había comprometido de manera absolutamente verosímil a colaborar con la Seguridad del Estado", sostuvo la presidenta del Tribunal Supremo de Praga.

Es la primera vez que el Ministerio del Interior triunfa en un caso similar en el que se hallan involucradas celebridades. En el pasado tuvo que borrar de los registros de la antigua Seguridad del Estado, por ejemplo, a la famosa actriz checa Jirina Bohdalová.

A diferencia del Tribunal Municipal, el Tribunal Supremo cooperó con expertos y consultó archivos del Ministerio del Interior. Allí se encontraron nuevas pruebas, entre ellas un documento con el sobretítulo "Parque" en el cual consta que entre los años 1979 y 1983 el agente "Honza", alias Jan Kanyza, visitó 24 veces uno de los pisos de conspiración de la Seguridad del Estado. Según los expertos, ello testimonia que la Policía le tenía confianza.

En otro informe, que el actor entregó a la Seguridad del Estado a mediados de los años 70, se escribe sobre el artista Karel Trinkewitz. "En la calle se dirige con estrépito a sus conocidos. Quizá para mostrar a los transeúntes su firme rechazo a la intervención soviética del 21 de agosto de 1968", informó Jan Kanyza. Trinkewitz no aguantó los acosos de la policía comunista y en 1979 emigró.

Kanyza se negó a comentar el veredicto quejándose de que ni él ni su abogado habían sido avisados que deberían comparecer ante el tribunal. En el programa Reporteros de la Televisión Checa, emitido en agosto, admitió haber tenido contactos con la Seguridad del Estado, pero rechazó que hubiera hecho daño a alguien.

"En mengua de mi honor tengo que decir que no tuve la fuerza ni el coraje para rechazar esa colaboración con insolencia y desdén desde el principio".

El actor se defendió afirmando que su colaboración con la Seguridad del Estado no había sido consciente. Ello es negado por el antiguo oficial de la policía comunista Zdenek Vanícek, quien declaró ante los tribunales que convenció a Kanyza de que colaborara y el actor aceptó de manera oral. No se trató de un compromiso escrito ya que según las normas de entonces no era obligatorio. El Tribunal Supremo, a diferencia del Municipal, dio crédito a sus declaraciones.

Vanícek es uno de los pocos ex efectivos de los órganos directivos de la Seguridad del Estado que no cubren a "su agente". Se sospecha que en otros casos los ex oficiales comunistas protegieron a sus ex colaboradores declarando ante el juicio falsamente a su favor. Hasta el momento, ninguno de ellos ha sido demandado por el Ministerio del Interior.