Cuidamos nuestros dientes

0:00
/
0:00

¡Hola amigos! En esta edición de Hable Checo con Radio Praga aprenderemos el vocabulario relacionado con el cuidado dental – zubní péče – y con los dientes – zuby -, en general.

Para lucir una sonrisa perfecta – perfektní úsměv– y conservar los dientes y las encías sanas – zdravé zuby a dásně– hay que crearse hábitos de cuidado dental diarios.

El mayor enemigo de los dientes – zuby– es la placa dental – zubní plak -. Es una sustancia pegajosa que se acumula en los dientes después de comer, y si no es retirada completamente cada día, se endurece hasta formar el sarro – zubní kámen -. La placa es también el principal causante de la caries dental – zubní kaz -.

Para prevenir el sarro y las caries, no basta con cepillarse los dientes – čistit si zuby– con un cepillo – kartáček -. También es importante usar la seda dental – zubní nit– al menos una vez al día.

Los que quieran proporcionar un cuidado especial a sus dientes y encías, utilizarán los cepillos interdentales – mezizubní kartáčky -. Son cepillos muy pequeños que sirven para limpiar los espacios interdentales – mezizubní prostory– y que suelen venderse en las farmacias.

Para que el cepillado resulte suave y agradable, se usan los dentífricos o pastas dentales – zubní pasty -. Ayudan a eliminar la placa y además nos proporcionan un aliento fresco – svěží dech -.

Tener dientes como perlas – zuby jako perly– es el sueño de mucha gente. Pero el consumo diario de café, té, vino tinto y, desde luego, los cigarillos, causan manchas – skrvny– en el esmalte dental – zubní sklovina -. Quienes no quieran privarse de sus hábitos y deseen lucir dientes blancos, pueden hacerse un blanqueamiento dental – bělení zubů -.

Para aprender la técnica correcta de la limpieza dental - správná technika čištění zubů–, lo mejor es visitar a un higienista dental – zubní hygienik -. El precio de sus servicios es bastante elevado, pero es una inversión para su futuro.

Los dientes protagonizan también varios dichos. Se dice, por ejemplo, - darovanému koni na zuby nehleď– a caballo regalado no le mires los dientes.

Estar hasta las narices, en checo se dice – mít toho plné zuby - .

Muchas veces podemos escuchar que uno se defiende con uñas y dientes – brání se zuby nehty -.

- Po zuby ozbrojený– quiere decir armado hasta los dientes.

Y la famosa frase: Ojo por ojo, diente por diente, al checo se traduce como – Oko za oko, zub za zub -.

Y aquí concluye, amigos, esta lección del idioma checo. ¡Cuiden sus dientes y no olviden que la sonrisa es una de las armas más potentes del mundo –úsměv je jedna z nejmocnějších zbraní na světě -!