Croacia reabre el debate sobre la adopción del euro en Chequia

La integración de Croacia en la zona euro deja a Chequia aún más rezagada con respecto a la adopción de la moneda única. Crecen las voces de quienes defienden la necesidad de abandonar ya la corona.

Chequia estrena la presidencia de la UE en un contexto de gran convulsión e inestabilidad a nivel global, algo que promete al país adquirir un rol cada vez más protagónico dentro de la Unión.

Con todo, esta voluntad por construir una Chequia más europeísta está aún lejos de traducirse en una integración total. Un buen ejemplo es la adopción del euro, la moneda única europea, un asunto que ha vuelto a ganar protagonismo tras la reciente inclusión de Croacia.

 Charles Michel y Petr Fiala | Foto:  Michal Krumphanzl,  ČTK

"El euro es la expresión monetaria de nuestro destino común y forma parte de nuestro sueño europeo. Ahora este sueño se ha convertido en una realidad para Croacia", afirmó Charles Michel, presidente del Consejo Europeo.

Fue a principios del mes de junio cuando la Comisión Europea dio el visto bueno a la entrada de Croacia en la eurozona tras evaluar condiciones como sus finanzas públicas, los tipos de interés, la estabilidad de precios o el tipo de cambio. El acuerdo se anunciaba hace apenas unos días en la cumbre de la UE a la espera de su confirmación oficial en una nueva reunión en julio.

De esta forma, Chequia parece aún más rezagada de un proceso que genera un debate ya recurrente en la opinión pública y que, por el momento, no entra en los planes del ejecutivo.

"Por el momento, este no es un tema que esté sobre la mesa para la República Checa. No tenemos todas las condiciones para ello, pero ni siquiera lo tenemos como meta para el término de nuestro gobierno", declaró recientemente el primer ministro Petr Fiala.

Un billete checo | Foto ilustrativa: Tomáš Adamec,  Český rozhlas

Son cada vez más voces las que defienden la necesidad de que Chequia no demore más su adhesión al euro. Los defensores de la integración señalan, por ejemplo, el aumento disparado de las cifras de inflación. Mientras que la propia tasa de inflación interanual marcó un 8,1% en el conjunto de la eurozona en mayo, en Chequia esta se fue al 15,2%, casi el doble.

La creciente inestabilidad de la corona es otro punto a destacar, algo que ha llevado al Banco Nacional Checo a acometer sendas subidas de la tasa de interés a lo largo del último año. Según los expertos, el euro traería una mayor estabilidad para la economía checa, además de permitirla participar más activamente en la toma de decisiones de la eurozona y estrechar sus relaciones comerciales con otros países.

Estos, por su parte, también destacan la férrea determinación política de Croacia para emprender esta integración, algo de lo que, simplemente, Chequia adolece.

Será a partir del 1 de enero de 2023 cuando Croacia comience a operar exclusivamente en euros. De esta forma, será el vigésimo país en acceder a la eurozona dejando a Dinamarca, Suecia, Polonia, Hungría, Rumanía, Bulgaria y la propia Chequia como los únicos miembros de la UE que aún cuentan con sus propias divisas nacionales.

audio

Relacionado