Crisis estadounidense impacta en la Bolsa de Praga

r_2100x1400_radio_praha.png

La crisis financiera de EE.UU. causó notables descensos en las bolsas europeas, incluyendo a la Bolsa de Praga, cuyo índice principal se redujo este miércoles en un tres por ciento.

La Bolsa de Praga ha registrado un descenso de casi un 14 por ciento desde el inicio de año y sigue un destino similar al de las bolsas de Gran Bretaña, Alemania, Italia y España, es decir, países clave para los exportadores checos.

El precio de las acciones checas se ha reducido en decenas de puntos y muchos de los inversionistas han perdido durante estas dos semanas casi todas las ganancias alcanzadas en 2007.

El motivo principal de las pérdidas son los temores respecto al creciente riesgo de que el mercado estadounidense entre en recesión, según explicó el agente de bolsa Dušan Jalový.

“Los temores de los clientes que han realizado ventas forzadas están detrás de los descensos. La baja fue provocada por la atmósfera pesimista que reinó en EE.UU. tras la publicación de datos desfavorables al cierre de la sesión. Incluso el índice de Hong Kong se redujo en 5,5 por ciento, lo que representa el peor resultado desde los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001”, dijo el agente de bolsa.

La crisis del mercado hipotecario de EE.UU. provocó la desvalorización de las acciones de agencias inmobiliarias y bancos checos, así como de otras empresas grandes del país, como la Compañía Energética ČEZ y la compañía Telefónica O2.

A pesar de ello, Dušan Jalový está convencido de que la situación va a mejorar en los próximos días.

“Disminuciones parecidas, así de graves, en las bolsas internacionales suelen durar aproximadamente tres semanas. Así que, tomando en cuenta que el descenso empezó a principios de enero, la situación debería ir estabilizándose a partir de la próxima semana”, dijo el experto.

Sin embargo, los economistas auguran que la crisis bursátil se reflejará negativamente en el crecimiento económico del país en general y que los mercados tardarán mucho en recuperar las recientes pérdidas.

De todas formas, Europa Central ha perdido estos días la imagen de ser una zona que hasta ahora había logrado evitar el impacto de la extensa crisis hipotecaria estadounidense, y la cotización de la corona checa reaccionó debilitándose de inmediato en unos 20 centavos frente al dólar estadounidense y al euro.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio