Comunistas en el poder regional y victoria en la copa Davis

Foto: ČTK

Los comunistas vuelven a acceder a un gobierno regional; la Unión Europea seguirá apoyando la piscicultura checa; los médicos salen a protestar a las calles de centro Europa; y Repúbica Checa consigue su segunda copa Davis frente a España.

Oldřich Bubeníček, foto: ČTK
El comunista Oldřich Bubeníček ha sido elegido gobernador de la región de Ústí nad Labem, gracias a los votos de su partido y de la Socialdemocracia.

Se trata de un hecho histórico ya que es la primera vez desde que la llegada de la democracia que un comunista mandará en un Gobierno regional.

El Partido Comunista consiguió seis escaños en el Consejo de esa región, que unidos a los cinco de sus socios de coalición, el Partido Socialdemócrata, consiguen la mayoría necesaria.

Bubeníček considera la victoria fruto del trabajo de su formación durante los últimos años.

“Es un momento importante, y por otra parte la valoración del trabajo de nuestros concejales, consejeros regionales, diputados, senadores y eurodiputados. La sociedad ha valorado este trabajo y nos ha dado su confianza en las elecciones regionales”.

En otras regiones, los comunistas, como segunda fuerza más votada, accederán al Gobierno en coalición con la Socialdemocracia.

En tres de ellas, Hradec Králové, Bohemia del Sur y Olomouc, lo harán con el puesto de vicegobernador y consejero de Educación, lo que está levantando ampollas entre la comunidad académica, que no está dudando en convocar concentraciones de protesta.

El éxito sin precedentes del Partido Comunista se achaca a menudo al desencanto de la sociedad con el actual Gobierno de Petr Nečas. Sin embargo, en una encuesta reciente, más de la mitad de la población declaróno tener objeciones con el resultado de las elecciones, ni con el ascenso de los comunistas a los puestos que el resultado de las urnas les otorga.


Foto: ČTK
La Unión Europea seguirá apoyando a la piscicultura checa.

El ministro de Agricultura, Petr Bendl, anunció el pasado lunes que la Unión Europea mantendrá las ayudas financieras al sector de la pesca.

Los piscicultores locales esperan que gracias a las subvenciones puedan crear nuevos estanques, modernizar las tecnologías y fomentar el consumo de peces de agua dulce en el país.

En la República Checa hay 42.000 hectáreas de estanques en los que se producen unas 20.000 toneladas de peces al año. Sin embargo, el 75% de la producción es destinada para la exportación.

Eso podría cambiar gracias al apoyo financiero de la Unión Europea al sector pesquero nacional.

Para la mayoría de los checos, la carpa, el pez más cultivado en el país, es un símbolo de Navidad y por eso casi no se consume en otros momentos del año. No obstante, según el analista agrario, Petr Havel, hay otras razones más por las que los checos no se sienten atraídos por los peces locales.

“Por un lado, los peces marinos son más baratos así que la gente prefiere comprarlos para ahorrar. Por otro lado, los checos no tienen suficiente información sobre los peces. Cuando se dice carpa, se imaginan un filete empanizado con la ensaladilla rusa. Sin embargo, hay otras maneras de preparar los peces de agua dulce. Además, para atraer a los consumidores, deberíamos ofrecer una gama más amplia de productos pesqueros”.

El apoyo de la Unión Europea será destinado también a la creación de pequeñas empresas familiares.

En estos sitios se podría desarrollar en el futuro el turismo pesquero que fomentaría el interés de los checos por esta tradicional actividad y aumentaría el consumo de peces locales.


Foto: ČTK
Médicos checos, eslovacos, húngaros y polacos se manifestaron el pasado martes para mostrar su descontento con la situación en el sector de la Salud.

Por primera vez en la historia los galenos del Grupo de Visegrado (V4) se unen para realizar una protesta a nivel europeo.

Los médicos centroeuropeos se unieron para hacer más contundente su petición de aumento de salarios y del presupuesto del sector sanitario en general.

Los galenos checos, además, expresaron su desacuerdo con el previsto cierre de algunos hospitales y el reforzamiento de las competencias de las aseguradoras de salud.

El jefe de los Sindicatos Médicos, Martin Engel, no descartó la posibilidad de volver a convocar en el futuro protestas similares hasta lograr una mejora del sistema sanitario del país, según dijo.

“Al parecer, nos veremos obligados a realizar protestas más duras. Por ejemplo, barajamos la posibilidad de que los médicos dejen de hacer horas extra. Se puede decir que no tenemos muchas alternativas para conseguir nuestros objetivos. Pero los precedentes de Eslovaquia y otros países muestran que los médicos siempre se han salido con la suya si mantienen la solidaridad y no se dejan intimidar”.

Por su parte, el ministro de Salud, Leoš Heger, aseguró que se mantendrá firme de cara a las presiones e insistió en la necesidad de llevar a cabo el proyecto gubernamental que supone, entre otras cosas, la reducción del número de camas en los hospitales del país.

Por otro lado, Heger reiteró que el Ministerio actualmente no dispone de recursos para volver a aumentar el salario a los médicos, cuyo sueldo medio asciende a 2.240 euros, lo que representa más del doble de la media salarial del país


Foto: ČTK
La República Checa ganó la Copa Davis a España el pasado domingo tras una vibrante final disputada en Praga.

Más de 10.000 espectadores en el O2 Arena, y todo el país a través del televisor, empujaron a Tomáš Berdych y Radek Štěpánek en un triunfo histórico para el que el país ha esperado 32 años. Radek Štěpánek se derrumbó sobre la pista del O2 Arena de Praga hacia las 20:00 horas del pasado domingo. En el partido de su vida, acababan de ganar la Copa Davis, la segunda para el país, tras la lograda por Checoslovaquia en 1980.

Así de emocionado contaba Štěpánek sus sensaciones horas después de la victoria.

“Todos me gritaban como locos, y yo lloraba. Lloraba y no sabía qué hacer. Se me tiraron encima todos. Demasiados kilos para alguien como yo, ya ven. Tardé un poco en recuperarme, pero todos gritábamos de alegría, no creo que nadie se acuerde de nada que dijera, solo la emoción y la explosión de alegría”.

A sus 34 años, y después de tres días de tensión e igualdad extrema contra España, el equipo que ha dominado la competición en lo que va de siglo, Štěpánek logró el punto decisivo jugando con el corazón y la cabeza.

La República Checa ha conseguido algo histórico. Es el primer país en ganar en el mismo año las tres competiciones por equipos que regula la Federación Internacional de Tenis: Copa Hopman, Copa Federación y Copa Davis.

También son históricas las lágrimas de Ivan Lendl, el campeón de la Davis 1980, que Berdych y Štěpánek consiguieron este domingo arrancar.