Científicos monitorean a un lobo en tiempo real en Šumava

Los lobos en Srní, Šumava, foto: Jiří Čondl, ČRo

Los lobos están volviendo al territorio checo y los científicos han encontrado una manera de estudiarlos en Šumava. Han logrado ponerle un collar telemétrico a una loba salvaje y, por primera vez, pueden monitorear su comportamiento casi en tiempo real.

Foto: Jan Mokrý/ČZU/NP Šumava

Por los montes de Šumava, al sur de Bohemia, deambula estos días un lobo con collar. No se trata de un animal domesticado, sino de una loba salvaje de tres años y un nuevo proyecto de los científicos checos.

Los expertos de la Universidad Checa de Agricultura y de la Administración del Parque Nacional de Šumava capturaron la loba hace algún tiempo y le colocaron un collar telemétrico. Este les permite monitorear y analizar los movimientos del animal. Es la primera vez que los expertos cuentan con la oportunidad de estudiar a un lobo de manera tan directa.

Aleš Vorel, jefe del proyecto de investigación de la Universidad Checa de Agricultura, explicó a la Radio Checa, cómo funciona el collar.

Foto: Jan Mokrý/ČZU/NP Šumava

“El collar cuenta con un localizador GPS, que hoy en día tienen todos los teléfonos móviles, y también con un módulo GMS, o sea una línea de comunicación. Cada tres horas el collar registra la posición exacta del animal y nos envía un conjunto de coordenadas cada 24 horas“.

El collar telemétrico especial les permite observar los patrones de comportamiento del animal: qué rutas elige, dónde caza y qué tanto se acerca a los hogares humanos.

Naturalmente, primero hizo falta capturar al animal. Los expertos colocaron decenas de mecanismos por el Parque Nacional de Šumava y utilizaron dos sistemas de vigilancia que monitoreaban las trampas de manera constante. Cuando estos registraban algún movimiento, el equipo de captura era capaz de llegar al lugar en cuestión de minutos.

Vorel afirma que la tarea resultó ser larga y ardua.

Aleš Vorel,  foto: ČT

“Fue muy complicado. El lobo es uno de los animales más difíciles de capturar. Es un animal inteligente, prudente y cauteloso. Tardamos mucho tiempo en instalar los mecanismos de captura de manera correcta, para que los lobos se acercaran y nosotros pudiéramos capturarlo”.

Los datos obtenidos gracias al collar revelan que la loba camina unos cuantos kilómetros al día. No obstante, el equipo no puede compartir más detalles por razones científicas y para protegerla.

De acuerdo con Aleš Vorel, el proyecto significa un gran avance en la comprensión del comportamiento del lobo en el paisaje.

“Los datos tienen un gran valor científico, porque el lobo es un predador nuevo en este entorno. Los lobos han vuelto a Šumava tras varias décadas. Los datos son importantes también del punto de vista conservacionista, porque nos permiten estudiar el movimiento del animal en relación a la población humana y también a las granjas, por ejemplo, donde el lobo puede causar daños”.

Foto: ČT24

En las últimas décadas, los lobos aparecían en Šumava solo esporádicamente. Un nuevo asentamiento de estos animales se creó solo hace algunos años, en 2016, cortesía de una pareja europea mixta: un macho de Italia y una hembra proveniente de la población de lobos que vive en la frontera entre Polonia y Alemania.

Los expertos descubrieron la primera jauría a mediados de 2017 y una segunda este año, en la zona de Šumava y el Parque nacional del Bosque Bávaro.

Oldřich Vojtěch, de la Administración del Parque Nacional de Šumava, cree que es posible que la loba, que está contribuyendo a que entendamos mejor la vida de estos animales salvajes, sea descendiente de la primera jauría identificada en la zona.