Científicos checos consiguen paneles solares más eficientes

Foto: ČT24

Científicos de la Academia de Ciencias de la República Checa forman parte de una investigación internacional para mejorar los paneles solares. Por ahora, los resultados son esperanzadores.

Células fotoeléctricas, foto: ČT24

Aumentar la capacidad de producción de energía fotovoltaica es uno de los grandes retos que la Unión Europea se ha propuesto para la siguiente década, un sector en el que hace ya mucho que China tomó la delantera.

Conseguir este propósito pasa por mejorar la eficiencia de los paneles solares, algo en lo que se centran numerosas investigaciones internacionales. En una de ellas colaboran científicos checos del Instituto de Física de la Academia de Ciencias. El último logro de estos investigadores ha sido llevar el porcentaje de energía aprovechada por sus placas cerca del actual récord del mundo y asegurarse de que es factible fabricar dicho modelo en serie.

Martin Ledinský, foto: ČT24

Uno de los implicados en el proyecto, Martin Ledinský, explica para la Televisión Checa en qué consiste la novedad de sus placas solares.

“Los modelos habituales tienen unos contactos en la parte de arriba. Estos hacen que los rayos del sol reboten, por lo que parte de la energía se pierde. Pero este nuevo modelo no tiene esas piezas, así que todo el sol que cae sobre la placa es utilizable”.

En comparación con los paneles solares más comunes, estos pueden producir casi un 25 % más de energía. La producción a gran escala de este modelo podría aumentar la capacidad de Chequia para fabricar energía solar, que actualmente supone solo el 3 % de su producción total. Según los científicos checos, con estos nuevos paneles sería realista llegar al 9 %.

Foto: ČT24

Estos avances permitirían que parte de la producción de energía fotovoltaica se traiga gradualmente desde China a Europa, añade Ledinský.

“Esperamos que la energía fotovoltaica vuelva a tener importancia en Europa y que la producción se traiga aquí”.

Además, otro avance de los científicos checos puede hacer que estos paneles sean más competitivos. También en el Instituto de Física de la Academia de Ciencias han logrado que sea más rápido controlar el contacto trasero de las placas, cuenta Roman Dvořák, uno de los investigadores.

Roman Dvořák, foto: ČT24

“La función de estos controles es reconocer las partes defectuosas lo más rápido posible, idealmente durante su producción”.

Gracias a esto, en lugar de horas, podría encontrarse un defecto en segundos. El futuro de estas placas solares interesa a una empresa suiza que ha participado en la investigación. Aunque todavía harán falta unos dos años para que las veamos en el mercado.

Chequia tiene instalada una capacidad fotovoltaica que supera los 2000 megavatios. Con su producción actual, podría cubrir las necesidades anuales de los hogares de Moravia Meridional y de la región de Hradec Králové. En Europa, el país líder en energía fotovoltaica es Alemania, con una potencia que ronda los 50 000 megavatios.