Chequia y Bruselas coinciden en las condiciones del Brexit

Bohuslav Sobotka, foto: ČTK

La República Checa coincide con la Comisión Europea en cuanto a los puntos prioritarios a tratar en las negociaciones con Londres sobre el Brexit. Así informó el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, tras un encuentro en Praga este miércoles con Michel Barnier, el encargado por la Comisión Europea de negociar con el Reino Unido su salida de la Unión Europea.

Bohuslav Sobotka y Michel Barnier, foto: ČTK
Las negociaciones con Londres sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea no serán un asunto fácil. En ello coincidieron en Praga el jefe del Gobierno checo, Bohuslav Sobotka y el negociador jefe de la Comisión Europea para el Brexit, Michel Barnier. Sobotka indicó que Bruselas plantea desde ya sus principales objetivos para las negociaciones.

”La estructura de las negociaciones será bastante complicada y la Unión Europea debe tener claras sus prioridades. Se tratará de dos procesos paralelos de negociación. Hay que acordar las condiciones del Brexit, y a la vez la forma de los futuros contactos de Gran Bretaña y la Unión Europea. Entre los temas a resolver figuran por ejemplo los derechos de los ciudadanos británicos o comunitarios que viven del otro lado, las compensaciones financieras, temas de seguridad social, así como las cuotas británicas para los diputados del Parlamento Europeo”.

El jefe del Gobierno checo acotó que fue creado también un grupo checo para asuntos del Brexit, el cual estará en estrecho contacto con el equipo de Michel Barnier, para acordar el procedimiento común en el tema. Sobotka recalcó que Chequia y los demás países comunitarios adoptan una postura similar en cuanto a la futura colaboración con Londres.

Bohuslav Sobotka, foto: ČTK
”Si Gran Bretaña desea seguir teniendo acceso al mercado comunitario común deberá garantizar las libertades fundamentales, entre ellas el libre movimiento de la mano de obra. Este tema es uno de los prioritarios para la República Checa. No queremos que nuestros trabajadores en Gran Bretaña sean discriminados. Y en caso de que los británicos deseen el libre comercio con la Unión Europea, deberán respetar también las condiciones de Praga. Otro tema de importancia para nosotros son las exportaciones. Somos un país activo en el comercio con Gran Bretaña y consideramos necesario que no existan barreras comerciales entre nosotros”.

Sobotka está convencido de que las negociaciones con el Reino Unido serán verdaderamente complicadas y se prolongarán, pero lo fundamental es que el resultado sea positivo y beneficioso para los ciudadanos de ambas partes y que a pesar de su ‘divorcio’ la Unión Europea y Gran Bretaña sigan siendo aliados.

Se calcula que el acuerdo sobre las relaciones mutuas después de la salida del Reino Unido de la Unión Europea podría estar listo para ser firmado en octubre de 2018. Esto en caso de que Londres a más tardar en marzo próximo confirme de forma oficial su salida de la Unión Europea.