Chequia preocupa a la OMS y reintroduce las mascarillas en espacios interiores

Foto: Michaela Danelová, Archiv des Tschechischen Rundfunks

Chequia registró este martes 1164 nuevos casos de coronavirus y ha decidido endurecer las medidas de protección. La OMS advierte sobre la necesidad de aumentar y mejorar el rastreo de los contagios.

Chequia registró un número récord de nuevos contagios este martes. Por primera vez desde el principio de la pandemia la incidencia diaria superó los mil casos y alcanzó un total de 1164.

Adam Vojtěch, foto: archivo de la Oficina del Gobierno Checo

Tras publicarse los datos en la mañana de este miércoles, el ministro de Salud, Adam Vojtěch, anunció en su cuenta de Twitter que Chequia volvería a introducir las mascarillas en los espacios interiores en todo el país a partir de este jueves 10 de septiembre. Información más detallada sería publicada en el transcurso del día.

Se trata de un endurecimiento de las medidas y un desvío de la tendencia de las últimas semanas, cuando las restricciones se decidían más bien a nivel de distritos o regiones.

Desde principios de septiembre se aplica la obligación de cubrirse la nariz y la boca en el transporte público, las estaciones de autobuses y trenes, el aeropuerto de Praga y centros médicos y farmacias. A partir de este miércoles las personas en Chequia deben usar mascarillas también en tiendas, centros comerciales y correos.

 Foto: ČTK/Deml Ondřej

La Organización Mundial de la Salud advirtió el martes que la situación epidemiológica en Chequia se volvía preocupante. En entrevista para la Televisión Checa, el director de la oficina local de la OMS, Srđan Matić, comentó que parece como si los checos hubieran dejado de preocuparse por la pandemia.

“Queríamos recordarle al público en Chequia que la pandemia del coronavirus no ha terminado. Hace falta seguir tomándola en serio y adoptar las medidas necesarias: evitar lugares con gran concentración de personas, evitar que se reúnan y llevar mascarilla en los casos necesarios”.

La organización enfatizó la necesidad de aumentar y mejorar los rastreos de los contagios en el país y sostuvo que hacer pruebas, rastrear contactos y aislar a los contagiados es la única solución que existe para controlar la situación en torno al COVID-19.

La OMS reaccionó de esta manera a las declaraciones de la directora del Centro de Prevención de Enfermedades Infecciosas de Praga, Zdeňka Jágrová, y el ministro de Salud, Adam Vojtěch, quienes comentaron en los últimos días que Praga ya no alcanzaba a rastrear todos los contagios y que era posible que los centros se enfocaran únicamente en los casos graves de COVID-19.

Las palabras de la OMS indignaron al primer ministro, Andrej Babiš, quien criticó a la organización por sus antiguas posturas frente a la pandemia y aseguró que Chequia proseguiría con los rastreos.

Zdeňka Jágrová, foto: ČTK / Kateřina Šulová

“Antes que nada, la OMS debería callarse, porque en el pasado no apoyó el uso de mascarillas y cuando ya estaba claro que se trataba de una pandemia mundial, tampoco decía nada. Continuaremos con los rastreos de los contagios, para eso creamos la cuarentena inteligente, y los representantes de los centros de prevención de contagio de enfermedades infecciosas están intentando uniformar la metodología”.

El objetivo del rastreo es mapear los movimientos de las personas con un resultado positivo de coronavirus para poder prevenir a los ciudadanos que hayan entrado en contacto con ellas.

No obstante, en solo 24 horas, fueron confirmados este martes en Praga 220 nuevos casos de coronavirus. Jágrová confirmó a la Televisión Checa por la noche que es imposible informar a todos de manera inmediata.

Jan Hamáček, foto: archivo de la Oficina del Gobierno Checo

“Está claro que hoy no lograremos procesar los 220 casos registrados, es imposible y uno no puede llamar a las personas a media noche e informarles de que han dado positivo en la prueba. Seguramente nos pondremos en contacto con todos mañana, con el apoyo de nuestros ayudantes”.

De acuerdo con las palabras del ministro del Interior, Jan Hamáček, también la Policía podría ayudar con el rastreo.

Se cumplen así las previsiones de los epidemiólogos que advirtieron que el número de casos de coronavirus iría creciendo de manera rápida en Chequia. Además, el país registra el crecimiento más marcado de todos los países vecinos y los gobiernos de los países circundantes empiezan a preocuparse.

En la actualidad, 9272 personas se encuentran enfermas de coronavirus. A pesar de que la mayoría no sufre de síntomas graves o es asintomática, ha crecido de manera considerable en los últimos días también el número de pacientes hospitalizados. Unas 234 personas están siendo tratadas en centros de salud, 62 con síntomas graves. Desde el principio de la pandemia, el coronavirus se ha cobrado en Chequia 441 vidas.

palabra clave:
audio