Chequia no reconoce los resultados de las elecciones separatistas en el este de Ucrania

Foto: ČTK

La República Checa no reconoce los resultados de las elecciones separatistas celebradas en el este de Ucrania el domingo. En una declaración publicada este lunes por el Ministerio de Relaciones Exteriores checo se señala que los comicios fueron ilegítimos y antidemocráticos, y que sus resultados pueden amenazar los esfuerzos por la solución pacífica del conflicto armado ucraniano.

Foto: ČTK
Mientras que Kiev, la Unión Europea, Estados Unidos y otros países condenaron y no reconocieron los comicios efectuados en el este ucraniano, Rusia los reconoció ya que, según Moscú, reflejan la voluntad de los habitantes de esos territorios.

En los comicios ganaron los líderes de los separatistas pro-rusos, en Donetsk Alexander Zackharchenko y en Lugansk Igor Plotnitsky. Semejante resultado era de esperar, en vista de que los únicos candidatos fueron los líderes independentistas, para los que las elecciones significaron una reafirmación de su poder, indica Karel Svoboda, de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Carolina de Praga.

Karel Svoboda, foto: ČT
”En primer lugar, la farsa electoral que se efectuó en el este de Ucrania no se puede denominar elecciones. Para los separatistas pro-rusos fue algo importante, al igual que para Moscú, que podrá utilizar los resultados como un nuevo pretexto para el reconocimiento de la independencia de las dos repúblicas. Éstas formalmente podrían seguir siendo parte de Ucrania, al tiempo que gozarían de cierta independencia”.

La farsa electoral, según opina el politólogo checo, empeorará más todavía las tensas relaciones entre Kiev y Moscú.

Foto: ČTK
”Moscú reconocería las elecciones en el este de Ucrania incluso si nadie llegara a votar. Rusia estaba dispuesta a aceptar cualquier resultado, postura que naturalmente es criticada y rechazada por Kiev, en vista de que viola los acuerdos de paz de Minsk. O sea que es de suponer que los comicios agudizarán más las relaciones mutuas”.

Chequia, al igual que los demás países de la Unión Europea comparte la preocupación de Kiev de que los resultados de los comicios que consideran ilegítimos afecten el proceso de paz en el este de Ucrania y que se pueden esperar nuevos combates en esos territorios, afirma Karel Svoboda.

Repúblicas de Lugansk y Donetsk, fuente: Olegzima, Wikimedia CC BY-SA 4.0
“Estoy convencido de que sí afectarán los acuerdos de Minsk, porque los separatistas pro-rusos continúan diciendo que deben liberar todavía esta y otra ciudad y zona ocupadas supuestamente por las tropas de Kiev. O sea que los separatistas se preparan para nuevos enfrentamientos armados. Y en vista, de que cuentan con un fuerte apoyo por parte de Moscú, así como de diversos grupos de voluntarios neofascistas y de grupos de fanáticos religiosos de Rusia, se sentirán más fuertes todavía”.

Los separatistas pro-rusos en el este de Ucrania consideran los resultados de las elecciones como la confirmación de la separación de las autoproclamadas repúblicas de Lugansk y Donetsk del resto de Ucrania. En la primera los separatistas obtuvieron el 69% de los votos y en Donetsk el 79%. Todo eso a seis meses del estallido del conflicto que hasta el presente se cobró más de 4.000 muertos. Chequia, al igual que los demás países de la Unión Europea, insiste en la ilegitimidad de los comicios en los que no se admitió a otros candidatos que no fueran los líderes de los independentistas, así como en el respeto a los acuerdos de paz de Minsk.