Chequia jugará final de la Copa Federación contra Rusia

Petra Kvitová, foto: ČTK

El vibrante triunfo checo ante Bélgica en las semifinales de la Copa Federación, jugadas en Charleroi, significa que ahora las tenistas nacionales lucharán contra Rusia en la gran final, que se jugará en noviembre, en suelo ruso. Las checas se impusieron a un equipo belga muy debilitado sin su gran figura, la jugadora número dos del mundo, Kim Clijsters.

Iveta Benešová, Petra Kvitová, Lucie Hradecká y Barbora Záhlavová-Strýcová, foto: ČTK
Costó pero al final se logró. Tras dos derrotas seguidas en semifinales, el equipo checo obtuvo su tan ansiado pase a la gran final de la Copa Federación, aunque no le esperará un rival fácil ni mucho menos.

Por ranking las checas eran favoritas. Las cuatro tenistas que integran el equipo están entre las mejores 100 del mundo. En cambio las belgas, sin sus dos grandes figuras, Kim Clijsters, lesionada, y Justine Henin, ya definitivamente, o eso dicen, retirada, es un equipo del montón, con solo una tenista destacada, Yanina Wickmayer, número 23 del mundo.

Sin embargo, gracias a la presión de su público, las belgas llegaron a estar 2-2 en el marcador global.

El dobles, foto: ČTK
Pero fue en el dobles donde se decidió todo y allí las checas impusieron su calidad.

El capitán del equipo checo, Petr Pála, mostró toda su satisfacción por este paso decisivo en una entrevista publicada en la página web de la Copa Federación.

“Me siento muy orgulloso de mis chicas, el dobles decisivo fue un partido muy peleado, estoy muy feliz, las chicas jugaron de manera excelente, especialmente al final, en el segundo set, estoy muy orgulloso de su trabajo. Quién no estaría contento de alcanzar la final tras dos semifinales fallidas, así que muy satisfecho, y ansioso de jugar la final ya. Es un largo camino, se juega en noviembre, veremos cómo evolucionan las chicas, pero creo que tenemos una buena posibilidad de ganar”.

Barbora Záhlavová-Strýcová, foto: ČTK
Iveta Benešová tuvo un desempeño espectacular en el dobles que las checas le arrebataron a las belgas, que fue el punto definitivo de la serie. Secundada por Barbora Záhlavová-Strýcová, derrotaron por un doble 6-4 a la dupla conformada por Kirsten Flipkens y Yanina Wickmayer.

Benešová, muy contenta y cansada tras el triunfo, reconoció el buen nivel de las oponentes.

“Fue un partido complicado. Además, no voy a mentir que no tenía en mi mente las dos semifinales fallidas anteriores. Pero esta vez sabía de alguna manera que íbamos a ganar y jugamos increíblemente bien, Barbora me ayudó mucho en la red en el último juego y estamos muy emocionadas”.

Petra Kvitová, foto: ČTK
Petra Kvitová fue la gran figura checa en este triunfo sobre Bélgica. La tenista, de 21 años y número 18 en el ranking mundial, venció en el primer duelo, ante Kirsten Flipkens, y el domingo le dio otro importante punto a su equipo, al vencer en tres ajustados sets a la belga Yanina Wickmayer.

En declaraciones al sitio web de la Copa federación, Kvitová sostuvo que se trató de una de las grandes hazañas de su carrera deportiva.

“Es una de mis mejores victorias en la historia de este campeonato, estoy muy satisfecha con mi rendimiento, fue un partido complicado y se vio gran tenis. Perdí el primer set y me tuve que mentalizar para dar vuelta el partido, pensé solo en la victoria y fue muy difícil enfrentar a Yanina, que tiene un gran servicio, pero me concentré en devolverle y lo logré”.

Petr Pála, foto: ČTK
Ahora, a las checas les espera un duro oponente en la gran final del próximo 5 y 6 de noviembre: Rusia, que además será la anfitriona.

Pero como bien dice el capitán checo, Petr Pála, aún falta mucho tiempo para eso y cualquier cosa puede pasar.

Las rusas derrotaron al equipo italiano, vigente campeón, por un apabullante 5-0, en Moscú, lo que habla de su poderío. Pero si Iveta Benešová y compañía llegan en buenas condiciones, serán un duro contrincante para cualquier rival.

Y aunque República Checa nunca ha jugado la final, hasta ahora, la antigua Checoslovaquia alzó cinco veces el trofeo. Chequia ha decidido que es hora de reverdecer laureles.

palabra clave:
audio