Chequia endurece las medidas en torno a la vacunación y los viajes al extranjero

Ante la propagación de la variante Delta, el Ministerio de Salud ha decidido endurecer las medidas epidémicas. Se considerarán inmunizados solo los que cuenten con dos dosis de la vacuna y los test de coronavirus serán obligatorios para todos los que regresen del extranjero.

En vista de la situación epidémica que nuevamente se está volviendo preocupante en Chequia, el Gobierno se reunió este jueves para debatir cómo frenar el avance de la variante Delta del coronavirus, que ya se registra en el país.

Foto: Michaela Danelová,  Český rozhlas

Como resultado, las medidas en torno a la vacunación y los test de coronavirus se volverán más estrictas a partir del 9 de julio. Se considerarán inmunizadas solo las personas que cuenten con el ciclo de vacunación completo, aunque no de manera inmediata, según detalló el ministro de Salud, Adam Vojtěch, tras la reunión extraordinaria del Gobierno del jueves.

“Los que cuentan con dos dosis se consideran inmunizados dos semanas después de la aplicación de la segunda. Es decir, que no tienen que preocuparse de nada. Las personas seguramente noten la medida en situaciones como las visitas a los restaurantes, servicios, conciertos, eventos masivos, etc.”.

Hasta el momento bastaba con una de las dos dosis necesarias, mientras hubieran pasado al menos 21 días desde su administración.

Adam Vojtěch | Foto: Úřad vlády ČR

Los no inmunizados deberán seguir realizándose pruebas de Covid para acudir a sitios públicos. El ministro afirmó estar convencido de que el Estado está ofreciendo suficientes pruebas gratuitas para satisfacer las necesidades de la población. En este momento es posible realizarse un test de antígenos a la semana y dos de PCR al mes.

De acuerdo con el ministro Vojtěch y el primer ministro Andrej Babiš, la situación en Chequia es grave. El número reproductivo se sitúa en 1.3, la cifra de nuevos contagios vuelve a crecer y se registran más casos de mutaciones, principalmente de la Delta. Los expertos estiman que al recibir solo una de las dos dosis de la vacuna, su eficiencia se reduce al 33 %.

En vista de la situación, el primer ministro enfatizó la necesidad de seguir vacunando.

Foto: Free-Photos,  Pixabay,  CC0

“En el caso de la propagación de la variante Delta, el factor R es 8, un número altísimo. Esto significa que una persona positiva contagia a otras ocho. La variante se propaga principalmente en Praga y entre los jóvenes. Por eso quiero apelar nuevamente a que la vacunación es la única solución”.

En un esfuerzo por frenar la propagación de la variante, el Gobierno ha decidido aplicar medidas más rigurosas para los regresos de las vacaciones. Tras considerar incluso que los checos se realicen pruebas de coronavirus al volver de viajes dentro de las fronteras del país, el Gabinete aprobó finalmente test obligatorios para los que regresen del extranjero y no estén plenamente vacunados.

Foto: tookapic,  Pixabay,  CC0

La obligación se aplica a todos los países, sin importar el riesgo epidémico que supongan y el color que les corresponda en el mapa del viajero. Se aplicarán también algunas medidas adicionales, según explicó el ministro Vojtěch.

“Será necesario rellenar un formulario de entrada al regresar de países verdes o naranjas y realizarse una prueba de coronavirus, al menos de antígenos. La antigüedad no debe superar las 48 horas en el caso del test de antígenos y las 72 horas en el caso de la prueba PCR”.

El resto de las medidas, como la cuarentena obligatoria para los países de color rojo oscuro, se mantiene sin cambios. Se ven exentos de la cuarentena los que cuenten con el ciclo de vacunación completo o se hayan recuperado del coronavirus en los últimos 180 días, de acuerdo con Vojtěch.

El Gobierno ha puesto parte de la responsabilidad en las empresas, que deben exigir a sus empleados los resultados de las pruebas una vez que regresen de las vacaciones y no dejar que entren en las oficinas en caso de que no los presenten. Las autoridades esperan que, de esta manera, no sea necesario volver a los test de coronavirus generales en las empresas, que se realizaron durante varios meses y concluyeron en junio.

Foto: Wilfried Pohnke,  Pixabay,  CC0

El ministro Vojtěch anunció cambios también en cuanto a los países marcados como negros en el mapa del viajero. Estos suponen un riesgo de contagio extremo y en estos momentos incluyen, por ejemplo, a Paraguay, Perú, Colombia, Brasil, Rusia y varios países africanos. De acuerdo con Vojtěch, viajar a los sitios ya no estará prohibido, pero tampoco se aconseja.

“Antes, la interpretación era que estaba prohibido viajar a los países negros. Hemos ajustado la medida, ya no está prohibido, sino encarecidamente no recomendado. Al mismo tiempo sigue en vigor lo decidido con anterioridad, y es que se incluirá en la lista a Túnez a partir del 5 julio”.

La decisión sobre Túnez no agradó demasiado a los turistas y a las agencias de viajes, dado que se trata de unos de los destinos veraniegos más populares entre los checos. El Gobierno ha adelantado además que también Egipto podría terminar en la lista negra, decisión que supondría pérdidas enormes para el turismo y vacaciones canceladas para miles de checos. Otro de los posibles candidatos es Reino Unido.

Foto ilustrativa: Marco Verch,  Flickr,  CC BY 2.0

Las medidas anunciadas han sido acogidas de manera positiva por varias instituciones. El presidente de la Cámara de Médicos Checa, Milan Kubek, afirmó que la versión actual de las reglas en torno a la vacunación tienen mucho más sentido desde el punto de vista científico, dado que la primera dosis reduce el riesgo de sufrir síntomas graves, pero no previene los contagios.

También la Cámara de Comercio encontró positivos, su vicepresidente Tomáš Prouza aplaudió que el Gobierno estableciera reglas claras para los viajes que reducen el riesgo de que el virus se propague en las empresas.

Mientras tanto, en Chequia se ha lanzado una nueva aplicación llamada ‘Tečka’, que alberga el certificado digital del Covid que entró en vigor a nivel comunitario el jueves. El pasaporte Covid, como también se le conoce, atestigua que uno está vacunado, se ha realizado un test de coronavirus, o cuenta con inmunidad tras haberse recuperado de la enfermedad.

palabra clave:
audio