Chequia aplica nuevas medidas de prevención contra el coronavirus

Foto: ČTK / Vít Šimánek

Los casos confirmados de coronavirus siguen creciendo de manera alarmante en Chequia. Las cifras alcanzaron este jueves 3130 pruebas positivas, un número similar a todo el mes de marzo.

Adam Vojtěch, foto: ČTK / Kateřina Šulová

El deterioro de la situación en torno al coronavirus, ha obligado a las autoridades checas a introducir nuevas medidas de prevención a nivel nacional a partir de este viernes.

El ministro de Salud, Adam Vojtěch, anunció el uso obligatorio de mascarillas en todas las escuelas del país durante las clases, con excepción de los alumnos de primaria. Los bares y restaurantes deberán cerrar a medianoche y podrán abrir a partir de las seis de la mañana.

Como máximo unas diez personas podrán estar de pie en un espacio interior y en el caso de actividades con asientos, los mismos serán asignados a la entrada.

Foto: Tumisu, Pixabay / CC0

En declaraciones a la Radio Checa, el ministro Vojtěch dijo que parte de las medidas tomadas buscan frenar la expansión de la epidemia en los centros de enseñanza.

“El número de escuelas afectadas a nivel nacional llega a decenas, queremos evitar que los centros de enseñanza vean paralizadas sus actividades. Recomiendo que las escuelas limiten, de acuerdo a sus posibilidades, todos los eventos masivos como competiciones y concursos”.

Desde principios de septiembre, se han detectado 19 539 personas positivas y desde el inicio de la epidemia la cifra se ha disparado a 44 155 contagios. La República Checa tiene diez veces más casos de coronavirus per cápita que Eslovaquia. En comparación con los estados de la Unión Europea, Chequia es la tercera en este cálculo en 14 días, solo España y Francia están por delante.

Foto: ČTK / Michaela Říhová

En entrevista para la Radio Checa, el ministro Vojtěch exhortó a la población a respetar las medidas de prevención para evitar una mayor propagación del coronavirus en el país.

“En caso de que no aprobemos nuevas medidas de restricción, y las vigentes se irrespeten, la situación se agravará y es necesario decirlo de manera franca y abierta”.

En Chequia hay en total 20 289 personas infectadas, la mayoría de las cuales tiene un curso leve de la enfermedad. Según los últimos datos disponibles del miércoles, hay 413 personas con infecciones en los hospitales, 91 de las cuales se encuentran en estado grave. Desde el martes, el número de pacientes hospitalizados ha aumentado en 25, y los casos graves en diez.

Ladislav Dušek, foto: ČTK / Kateřina Šulová

En declaraciones a la prensa, el director del Instituto de Informaciones y Estadísticas en Salud, Ladislav Dušek, expresó que todo parece indicar que con el sistema de semáforo, el fin de semana en el mapa checo aumentará el número de regiones color naranja, esto quiere decir con alto grado de transmisión comunitaria.

“En la mayoría de los distritos tenemos ya color verde, esto significa un nivel de riesgo controlado. No obstante, la propagación es tan elevada que probablemente durante el fin de semana los cálculos nos llevarán a asignar el color naranja a la mayoría de los distritos”.

A pesar de las dificultades, el ministro Adam Vojtěch dijo a la Televisión Checa que también hay noticias positivas.

Foto: ČTK / David Taneček

“Sin duda la situación actual no es buena. Pero hay que indicar que el número de muertes no ha crecido, y eso es positivo. Los sectores de mayor riesgo no han registrado un aumento significativo de contagios. En este sentido la situación no es tan mala, aunque desde el punto de vista de la pandemia hay un empeoramiento general”.

A partir de este viernes las personas que viajen de Chequia a Eslovaquia estarán obligadas a presentar un test negativo de COVD-19, con un máximo de 72 horas, o quedarse en cuarentena diez días. La medida fue anunciada a principios de la semana, pero las restricciones de entrada no afectarán a trabajadores con contrato en Eslovaquia, deportistas y estudiantes.

palabra clave:
audio