Centro comunitario San Procopio

r_2100x1400_radio_praha.png

En una urbanización praguense- la de Nové Butovice, en el sector occidental de la ciudad- está siendo construida, desde el pasado mes de marzo, una singular obra: el Centro Comunitario San Procopio.

El proyecto inicial había previsto la construcción de un templo católico, pero posteriormente fue sustancialmente ampliado. El Centro Comunitario, ubicado en la Plaza del Sol, además de servir para la celebración de oficios divinos y lugar de encuentro de los cristianos, abrirá sus puertas de par en par a todos los vecinos de la urbanización.

Una vez finalizadas las obras del Centro Comunitario, en colaboración con las autoridades municipales será puesto en marcha el proyecto denominado "Puertas Abiertas". Dicho proyecto se propone facilitar a los niños y jóvenes de la urbanización más posibilidades de pasar útilmente su tiempo libre y con ello atajar la propagación de la drogadicción y de la criminalidad.

El Centro Comunitario San Procopio será también lugar de encuentro de familias y de personas de la tercera edad que se sientan solas en la anónima urbanización. Les ofrecerá conciertos, tertulias, conferencias y programas educativos. Se prevé que en el Centro actuará igualmente un consultorio para familias en crisis que intentará paliar el alto índice de divorcios que afecta a los habitantes de la urbanización. Al nuevo Centro podrán acceder también los discapacitados ya que en el edificio no habrá barreras arquitectónicas.

¿Y por qué el Centro de San Procopio? A este santo estaba consagrada una iglesia en el cercano y pintoresco Valle de San Procopio a la que solían dirigirse en el siglo 19 multitudinarias procesiones. La extracción de piedra caliza a mediados de esa centuria dañó mucho el templo de peregrinaciones, pero su definitiva desaparición tuvo lugar en los años 50 del siglo 20 cuando fue volado. Su tradición revive ahora en el Centro Comunitario San Procopio.