Cambiará el sistema de los puntos penales a los conductores

Foto ilustrativa: petto123 / CC0 / Pixabay

El Gobierno checo impulsa algunos cambios en el sistema de puntos penales a los conductores indisciplinados. Este rige en la República Checa desde el 1 de julio de 2006.

El sistema de puntos penales a los conductores indisciplinados fue introducido en Chequia con el propósito de reducir la cantidad de los accidentes de tráfico y luchar contra los ‘piratas de la carretera’.

Actualmente cada conductor puede recibir un máximo de 12 puntos penales por cometer alguna infracción de las normas de tráfico. Al alcanzar ese máximo, la persona pierde la licencia de conducir y para recuperarla debe someterse a un nuevo examen de las normas de tráfico.

Foto: Jan Ptáček, ČRo

Los puntos penales rigen desde mediados de 2006, pero con el pasar del tiempo los conductores perdieron el miedo a ser penalizados. Por esta razón el Gobierno propuso endurecer el sistema y a los conductores indisciplinados aplicarles dos, cuatro o seis puntos penales de una sola vez, dependiendo de la gravedad de la infracción, como recalcó el ministro de Transportes, Karel Havlíček.

”Ya se trate de manejar bajo los efectos del alcohol o de negarse a someterse a una prueba de alcohol. Los cambios abarcan también el  huir del lugar del accidente de tráfico. En todos estos casos se aplicarán sanciones más severas, en primer lugar subirán las multas. Y además, los conductores que cometan estos delitos serán sancionados con dos, cuatro y hasta seis puntos penales”.

Se calcula que las nuevas reglas entren en vigor a partir de 2022. Los conductores que cometan delitos de mayor gravedad, además de recibir más puntos penales podrán perder la licencia de conducir por un periodo de hasta tres años, mientras que actualmente el máximo es de dos aňos.

Dos puntos penales le serán aplicados por ejemplo a un conductor que supere el límite de velocidad en 20 kilómetros como máximo en una ciudad o  pueblo y en 30 kilómetros en otros lugares. De dos a cuatro puntos penales sube la sanción por llamar por teléfono al manejar, mientras que por infracciones de menos gravedad como mal estacionamiento o el no tener encendidas las luces las sanciones serán menores y no se aplicarán puntos penales.

A su vez subirán de 190 euros a unos 955 euros las multas al no respetar el conductor la luz roja en un semáforo o al entrar con luz roja a un cruce de ferrocarril. Lo mismo valdrá cuando un infractor abandone el lugar del accidente y al manejar una persona bajo los efectos de alcohol o estar drogada. También se controlará más que se respete la distancia recomendada entre los automóviles según el tipo de carretera.

Una novedad será una licencia de conducir de prueba para los conductores principiantes. Si en los dos primeros aňos de tener la licencia el conductor llegase a reunir seis puntos penales, será privado del carnet de conducir.

Los cambios implicarán asimismo el incremento de la velocidad máxima a 140 kilómetros por hora en algunos tramos de las autopistas o la prohibición total de estacionar en la acera.

Desde el 1 de julio de 2006 cuando en Chequia entró en vigor el sistema de los puntos penales, 70 000 conductores reunieron los doce máximos durante los primeros 10 aňos. El aňo pasado 40 000 conductores perdieron la licencia de conducir al reunir los doce puntos. Y alrededor de 500 000 fueron sancionados con al menos un punto penal por cometer alguna infracción de las normas de tráfico.