Cámara de Diputados checa aprobó proyecto de ley de TV pública

r_2100x1400_radio_praha.png

Los empleados de la Televisión pública checa siguen en huelga, a pesar de que la Cámara Baja aprobara el sábado la enmienda a la nueva ley sobre la Televisión pública y destituyera al Consejo de la Televisión.

La aprobada enmienda de la ley sobre la TV pública implica que los miembros del Consejo de la Televisión serán propuestos por organizaciones sociales que representen a toda la sociedad checa y no por los partidos políticos.

Los redactores en huelga de la Televisión checa valoraron los esfuerzos de la Cámara Baja por solucionar la crisis, pero señalaron que mantendrán la huelga, mientras no se retiren del ente público todos los miembros del llamado "grupo de Hodac". El líder sindical, Antonín Dekoj, criticó en la nueva enmienda el que sean nuevamente los diputados quienes decidirán sobre los miembros del Consejo de la Televisión. Esto, indicó Dekoj, podría desembocar nuevamente en diversos acuerdos políticos entre partidos.

El presidente de la Cámara Baja checa, Václav Klaus, exhortó a poner fin a la huelga y facilitar el funcionamiento normal de la Televisión pública. Insistió en que no existe motivo alguno para proseguir con la protesta: "Se produjeron varios cambios, se cumplieron las demandas de los redactores amotinados: dimitió el director, Jirí Hodac, fue destituido el Consejo de la Televisión y aprobada la enmienda de la nueva ley sobre el ente público. ¿Por qué entonces no termina la huelga en la Televisión, para poner fin a esta crisis social?," preguntó el presidente de la Cámara Baja, Václav Klaus.

El parlamentario reconoció que la enmienda a la ley sobre la Televisión pública fue aprobada en medio de una agitada situación, señalando que similares cambios bajo esas condiciones pueden tener serias consecuencias. También otros políticos checos indicaron que la enmienda legal sobre el ente público contiene ciertas deficiencias, pero destacan que fue el resultado de un compromiso para solucionar la presente crisis.

Mientras tanto, la jefa de los informativos, Jana Bobosiková, y otros miembros del llamado "Grupo de Hodac" anunciaron que permanecerán en la Televisión pública. Indicaron que de sus cargos pueden ser destituidos sólo por órganos oficiales que dispongan de tales facultades y no por los sindicalistas.