Avisperos, patitas, marroquíes o los dulces navideños checos

Dulces navideños, foto: Archivo de ČRo - Radio Praga

Las cocinas checas se llenan estos días con olores de dulces navideños. En la nueva edición de 'Hable Checo con Radio Praga' aprenderemos los nombres de las delicias más populares y repasaremos el vocabulario relacionado con su preparación.

Vosí hnízda, foto: archivo de Radio Praga
¿Tomamos una copa esta noche? -Zajdeme dnes večer na skleničku?- ¡Ni lo sueñes! -Ani nápad-. Hoy toca preparar los dulces navideños -vánoční cukroví-. Se agradecerá si vienes a echarme una mano. Mientras puedes tomar una copa de ron -rum- que se añade -přidává se- a mis dulces preferidos.

Me extraña que con lo que te gusta el ron, te quede aún algo para cocinar. De todas formas, cómo os precipitáis con los dulces. Aún queda un mes para la Navidad -Vánoce- y todas las mujeres, que conozco, calientan los hornos -rozehřívají troubu- cada vez más temprano.

Válečky, foto: Kristýna Maková
Es lógico, no queremos estresarnos a última hora. Pero yo preparo solo cinco variedades de dulces -pět druhů cukroví-. No como mi tía, que hace veinte tipos, y además en una cantidad como para dar de comer a un ejército. Luego nos toca tomarlos para desayunar hasta abril.

Bueno, cuéntame que dulces vas a preparar.

Los que son generalmente más populares entre los checos como, por ejemplo, los avisperos -vosí hnízda-. Se preparan de una masa -těsto- preparada de galletas -sušenky-, azúcar -cukr-, mantequilla -máslo- y leche -mléko-. Luego hay que colocar -umístit- la masa dentro de unos moldes -formy- y se llena -naplní se- con un relleno -náplñ- de mantequilla, azúcar, licor de huevo -vaječný likér- o ron. Cabe decir que no se trata de ron de caña de azúcar, sino de ron del país -tuzemský rum-, fabricado a base de patatas. Por falta de la caña de azúcar, la Unión Europea prohibió usar la denominación de ron, así que ahora es conocido bajo el nombre de -Tuzemák-.

Vanilkové rohlíčky, foto: archivo de Radio Praga
Mis dulces navideños preferidos son los panecillos de vainilla -vanilkové rohlíčky-. Pero no conozco la receta -recept-.

Además de harina -mouka-, azúcar y mantequilla, necesitas avellanas molidas -mleté lískové oříšky-. Luego tienes que amasar la masa -hníst těsto- y formar -tvarovat- pequeños panecillos. Se colocan en una bandeja -plech- con un papel de horno -pečicí papír-. Los dulces horneados -upečené cukroví- se envuelven -obalí se- en una mezcla de azúcar glasé -moučkový cukr- y azúcar de vanilla -vanilkový cukr-.

En muchos hogares checos son populares también los dulces de Linz -linecké cukroví-. Lo gracioso es que en la ciudad austríaca de Linz nadie conoce este tipo de masa.

Mouka a těsto, foto: Kristýna Maková
Para los dulces de Linz necesitas harina tamizada -hladká mouka-, dos yemas -dva žloutky-, piel de limón -citronová kůra-, azúcar de vainilla y mantequilla. La masa se estira -uválí se- con un rodillo -váleček-. Después hay que recortar -vykrajovat- diferentes formas que se hornean -pečou se- aproximadamente durante cinco minutos a 180ºC -na sto osmdesát stupñů-. Y ya está.

Te olvidaste de los más importante: la mermelada -marmeláda-, con la que se pega un dulce con otro.

Es verdad. Es que ya estaba pensando en contarte cómo se preparan las patitas de oso -medvědí tlapky-, conocidas también como -pracny-. A la masa se le añade cacao -kakao-, nueces -vlašské ořechy- y canela -skořice-. Luego se colocan en unos moldes especiales que les dan forma de patitas.

A mí me encantan las marroquíes -marokánky-.

Linecké cukroví, foto: archivo de Radio Praga
Yo pensaba que te gustaban más las rubias...

!Qué graciosa! Me refiero a las tortillitas -placičky- elaboradas a base de miel -med-, nueces -oříšky- y dátiles -datle-. Se les puede añadir también fruta escarchada -kandované ovoce-, coco -kokos- o -almendras-mandle-. Se dice que según la receta original se les añadía también hachís. Pero nosotros le añadimos sólo chocolate fundido que untamos en una parte.

Estimados oyentes, si se atreven a preparar algunos dulces checos, esperamos que nos cuenten los resultados. ¡Hasta la próxima!