Avanza proyecto de reforma que propone jubilación a los 65 años

Foto: Comisión Europea

El Gobierno dio el primer paso para elevar la edad de jubilación en el país. La Cámara de Diputados aprobó este miércoles el proyecto de reforma al sistema de pensiones que propone que los checos se jubilen a los 65 años.

Foto: Comisión Europea
Hoy, en la República Checa, los hombres se jubilan a los 62 años y las mujeres a los 61 años. En caso de que el Parlamento dé su visto bueno al proyecto de reforma al sistema de pensiones, elaborado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, los ciudadanos checos dejarán de trabajar a los 65 años, a partir de 2031.

Sin embargo, las madres de familias numerosas seguirán teniendo derecho a descontar un año por cada uno de sus hijos, según recalcó el diputado democristiano, Tomáš Kvapil.

“Agradezco mucho que el proyecto conserve el carácter de apoyo a la familia del actual sistema de jubilación, que supone el derecho de las madres con dos y más hijos a retirarse antes”, señaló Kvapil.

El proyecto además busca aumentar el período obligatorio para el pago de seguros sociales de 25 a 35 años, a partir de 2010. Además, no serán incluidos los años de estudios, a diferencia de la ley actual.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Nečas
El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Nečas, resaltó varias veces que la reforma del sistema de pensiones es imprescindible, ya que la edad promedio de los checos ha aumentado. “Es poco popular, pero es lógico. Si vivimos más años, también tenemos que trabajar más tiempo”, sostuvo el ministro.

La República Checa registra actualmente alrededor de un millón 500 mil personas mayores de 65 años. No obstante, los demógrafos advierten que su número se duplicará antes de 2050.

Por otro lado, el proyecto es criticado por el opositor Partido Socialdemócrata y por los sindicatos. Éstos opinan que elevar la edad de jubilación podría influir negativamente en la tasa de desempleo del país. Vladimír Bezděk, coordinador del equipo que preparó el proyecto, rechaza tal posibilidad.

“La República Checa registra actualmente la tasa de paro más baja en su historia. Por eso, es el momento más apropiado para elevar la edad de jubilación. La opinión de que pueda influir negativamente en la tasa de desempleo es un mito que no se basa en análisis económicos serios”, indicó Bezděk.

En caso de que el proyecto sea aprobado por el Parlamento y ratificado por el presidente, los cambios entrarán en vigor en 2010.