Año nuevo, vida nueva

Foto ilustrativa: Filip Jandourek
0:00
/
0:00

Año nuevo, vida nueva, dice un refrán popular. En esta época mucha gente hace propósitos para llevar una vida mejor. Si el suyo es hablar mejor checo, les proponemos que sigan escuchando este minicurso donde hablaremos sobre los propósitos más frecuentes para el año nuevo.

Foto ilustrativa: Kristýna Maková
Por favor, tráigame una ensalada y una botella de agua mineral -prosím, přineste mi salát a lahev minerální vody-.

¿Qué te pasa, Dominika? -co se ti děje-. Estás bien -jsi v pořádku-? Dónde está tu cerveza y goulash? Siempre decías que el agua era para los peces y lo verde para las vacas. No me lo puedo creer -nemůžu tomu uvěřit-.

Ha llegado el momento de empezar a cumplir con mi propósito -předsevzetí- para este año. Quiero bajar de peso -snížit váhu- y, en general, llevar una vida más sana -žít zdravěji-. Así que hay que sufrir un poco -je třeba trochu trpět-. Además, me apuntaré a un gimnasio.

Foto: Comisión Europea
Mientras que yo me daré este mes de baja, ya que cada enero mi gimnasio -tělocvična- se llena de gente. Lo que sí es cierto es que para febrero vuelve a estar vacío.

Yo, de hecho, pienso cumplir con mi propósito. ¿Tú no te has hecho ninguno?

Sí, tengo uno. Y es que nunca más haré propósitos para el año nuevo -nikdy si nebudu dávat předsevzetí do nového roku- para ahorrarme la desilusión de no cumplirlos.

Pese a que no es fácil llevarlos a cabo, más de la mitad de los checos sigue con proponerse retos.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek
Apuesto -vsadím se- que el más frecuente lo hacen ya el primero de enero, justo al despertarse después de la fiesta de Nochevieja, juran que nunca más volverán a beber alcohol -pít alkohol-.

Pues, estás equivocado -mýlíš se-. Precisamente, reducir el consumo de alcohol -omezit konzumaci alkoholu- aparecía muy poco entre las respuestas a una encuesta realizada por el Centro de Investigación de la Opinión Pública. El propósito más frecuente es adelgazar -zhubnout-, y también el de dejar de fumar -přestat kouřit-.

Me parece bien, puesto que el número de fumadores en Chequia va rozando casi el 30%. A ver si este año dejarán de fumar más personas, ya que el Gobierno planea volver a subir el impuesto al tabaco, lo que podría disuadir -odradit- de este vicio a más personas.

Para acabar con este vicio -skoncování s tímto zlozvykem- hay que tener una voluntad fuerte -je třeba mít silnou vůli-. De hecho, estoy pensando en que si el impuesto al tabaco debe disuadir a la gente para que deje de fumar, entonces, para qué servirá el impuesto sobre los ingresos...

Y tocando el tema del trabajo, entre otros propósitos frecuentes figura el de encontrar un trabajo mejor -najít si lepší práci-.

Foto: David Playford / Stock.XCHNG
Y para eso es conveniente aprender un idioma extranjero -naučit se cizí jazyk-, que también figura en la lista de los propósitos más frecuentes. Actualmente es conveniente aprender inglés -angličtina-, alemán -němčina- y ruso -ruština-, ya que son los idiomas más demandados en el mercado laboral checo.

Asimismo, mucha gente se propone llegar a ganar más dinero -vydělávat více peněz- y controlar mejor sus gastos -kontrolovat lépe své výdaje-.

Bueno, el salario medio aumentó -průměrný plat stoupl- con respecto a los años anteriores.

Pero con él se disparan también los precios -stoupají ceny-. Así que creo que para hacernos ricos -zbohatnout- ya nos queda solamente cumplir con la antigua tradición de comer el primero de enero un plato de lentejas -čočka-, ya que se dice que eso trae dinero -přináší peníze-.

Čočka,  foto: CzechTourism
Vaya, creo que deberías hacerte un propósito. Ser menos pesimista…

Qué va. Yo soy muy realista. Y por eso sé que no vas a resistir ante ese pastel de fresas y nata que tienen de postre.

Tiene muy buena pinta. ¿Y sabes qué? Cumplir con mi propósito puedo a partir de mañana -od zítřka-.

Aquí acaba el minicurso de checo de esta semana en Radio Praga. Les deseamos que logren cumplir todos sus propósito con facilidad. Hasta la próxima semana.