Algunos expertos no ven con buenos ojos la suavización de las restricciones contra el COVID

Petr Smejkal, foto: Michaela Danelová, Archivo de ČRo

Hasta hace poco uno de los países más afectados por la pandemia, la República Checa suavizará parcialmente sus restricciones la próxima semana. El anuncio fue aplaudido por la población, pero preocupa a gran parte de los expertos.

El Gobierno checo anunció el martes que había aprobado la suavización de algunas de las medidas de restricción que se venían aplicando para frenar la pandemia del nuevo coronavirus.

Foto: Lucie Fürstová,  ČRo

La relajación entrará en vigencia el lunes de la próxima semana cuando dejará de regir el estado de emergencia. Parte de los estudiantes volverán a las escuelas, termina el toque de queda nocturno, se reabrirán algunos comercios y servicios, al tiempo que se pondrá fin al cierre perimetral entre distritos.

La ciudadanía, agotada por las restricciones, ha visto con buenos ojos la suavización de las regulaciones y desearían más. Dicha actitud no la comparten muchos expertos que consideran que si bien las cifras de contagios han mejorado, todavía no alcanzan los números deseados para dar pasos hacia la eliminación de restricciones.

Foto: Vladislava Wildová,  ČRo

El experto en epidemias Petr Smejkal, miembro de un grupo interdisciplinario profesional que coopera con el Gobierno, dijo a la Radio Checa que le preocupaban los pasos emprendidos.

“Tengo la sensación de que el optimismo está comenzando a prevalecer en la sociedad, muchos creen que ya todo está bien. Nosotros no queríamos hablar de "relajación" en lo referente a la reapertura de las escuelas, por razones psicológicas. Pero cuando sumamos todo lo que ocurrirá a partir del 12 de abril, realmente se trata de una relajación de restricciones. Estoy bastante preocupado por eso“.

Foto: Michaela Danelová,  ČRo

La República Checa confirmó este miércoles más de 7000 nuevos casos de coronavirus, la menor incidencia registrada en un miércoles desde el inicio del año. El número de hospitalizados disminuyó a unos 6500 y más de 1300 personas se encuentran en estado grave.

El país registra una reducción significativa de contagios y de pacientes hospitalizados, pero de acuerdo con Smejkal eso todavía no es suficiente.

“Las cifras siguen siendo altas. Lo bueno es que se mantiene la tendencia descendente, pero lamentablemente los números se mantienen altos. No hemos logrado reducir la incidencia a cien casos por cada cien mil habitantes en siete días. Nuestro grupo insiste en la importancia de aplicar medidas que nos lleven a alcanzar esa cifra“.

Petr Smejkal | Foto: Julie Kalodová,  Český rozhlas

Al experto le parece prematuro que se permita, por ejemplo, que diez personas se puedan reunir en espacios cerrados. Smejkal sostiene que a primera vista da la impresión de que la suavización de las medidas de restricción es poca cosa, pero él no lo ve así, según dijo a la Radio Checa.

“Simplemente es mucho. De manera individual cada paso de relajamiento no representa nada grande, pero en su conjunto sí que lo es. Se permitirá por ejemplo la movilidad de personas entre distritos, y eso puede tener consecuencias. Lo que pasa es que la reapertura sucederá cuando acabe el estado de emergencia. Y todavía no sabemos qué resultados arrojarán las celebraciones de Semana Santa“.

Foto ilustrativa: Jiří Fröhlich / Pixabay,  CC0

Sin querer presentar un panorama pesimista, Petr Smejkal indicó que el nombramiento de una nueva persona al frente de la cartera de Salud, la cuarta en menos de un año, puede frenar algunos procesos de la estrategia de lucha contra la expansión del coronavirus en el país.

Por otro lado, el experto se expresó a favor de continuar las pruebas de coronavirus entre los trabajadores de todas las empresas y destacó la importancia de aumentar la aplicación diaria de vacunas entre la población.

Foto: Candid_Shots,  Pixabay / CC0
palabra clave:
audio