Adiós a las Armas 2003

Ejército checo, foto: CTK

El Ejército checo decidió dar el primer paso significativo hacia su profesionalización. A partir del próximo mes de enero empezará a reducir el número de jóvenes que tendrán que cumplir el servicio militar obligatorio. En 2003 el Ejército contará tan sólo con la mitad de los reclutas en comparación con los del presente año.

Ejército checo, foto: CTK
Para el año próximo el número de jóvenes reclutas debería descender de los actuales 20 300 a 10 800. Sobre quienes deberán inscribirse en el servicio militar obligatorio y quienes serán eximidos decidirán las administraciones militares locales. Con ello la joven población masculina en la República Checa se repartirá en dos grupos. ¿Cuáles serán los criterios que determinarán si un joven pasará o no un año en el servicio militar, obligación sin duda impopular en el país?

Un factor importante será sobre todo el del estado de salud. Según indicó el jefe del Estado Mayor checo, Jirí Sedivý, el Ejército checo no reclutará en 2003 a nadie que tenga limitaciones por razones de salud. Además se tomará en cuenta la situación social del joven en cuestión. Del servicio militar obligatorio se eximirá a todo aquél cuya ausencia por un año pueda perjudicar a su familia.

El Ejército checo se ha visto obligado a reducir radicalmente el número de soldados en servicio militar obligatorio por varias razones. Una de ellas ha sido precisamente el cada vez peor estado de salud en términos generales de los jóvenes checos. Debido a ello, más de la tercera parte de los reclutas no son capaces de hacer guardia, conducir vehículos o participar en ejercicios de campaña. Otra de las razones es la notable reducción del presupuesto para el sector de la Defensa. Los militares recibirán el año próximo unos 43 millones de euros menos que en la actualidad.

Y no en el último lugar cabe mencionar la reforma de las fuerzas armadas checas. Esta conllevará el traslado o disolución de decenas de unidades militares en el territorio de la República Checa, que ya no necesitarán reclutas del servicio militar obligatorio.