A vueltas sobre los autores españoles contemporáneos en las Noches de la Literatura Europea

Anežka Charvátová, foto: Gonzalo Núñez / Radio Praga

Las Noches de la Literatura Europea se dedicaron este martes en Praga a analizar la producción española y los libros que de momento se han traducido al checo. Entre los invitados se encontraba la traductora Anežka Charvatová, que habló para Radio Praga de las incursiones de los autores españoles en el mercado checo.

Anežka Charvátová, foto: Gonzalo Núñez / Radio Praga
La literatura de un país es en cierta forma como un embajador, ya que proyecta en los lectores extranjeros una imagen de la cultura y la realidad nacionales de manera más profunda de lo que podrían conseguir por otros medios. Precisamente este es uno de los objetivos de las Noches de Literatura Europea, dedicadas cada mes a un país o región del continente y que en la velada de este martes se dedicaron a la producción literaria española.

Durante el debate, la traductora Anežka Charvatová, el editor Stanislav Škoda, de la editorial Paseka, la poeta y traductora española Elena Buixaderas, y el periodista David Vaughan comentaron el último Premio Europeo de Literatura, que ha recaído en la española Raquel Martínez Gómez, por ‘La Sombra del Unicornio’, y abordaron algunos de los grandes de la literatura española contemporánea que han sido traducidos al checo.

Cuentos de Mujeriegos Confusos de Juan José Millás, foto: Paseka
Entre ellos destaca Javier Marías, que al contrario que en otros países europeos, no ha sido un éxito de ventas en Chequia, probablemente, según se aventuró, al haber sido publicado por una editorial dedicada más bien a literatura ligera y no llegar, de esta manera, a su público natural.

Por la mesa desfilaron traducciones de Eduardo Mendoza y Lorenzo Silva, que los invitados relacionaron con la situación política y económica actual, y de Juan José Millás, del que se leyó la traducción de su cuento corto ‘El Móvil’. Curiosamente, la primera y de momento única incursión de Millás en el mercado checo es la recopilación de relatos ‘Cuentos de Mujeriegos Confusos’ (‘Povídky o zmatených záletnících’), que contiene textos que nunca han aparecido juntos en español.

A propósito de la traducción a checo de ‘Amor, Curiosidad, Prozac y Dudas’, de Lucía Etxebarría, los comentaristas analizaron los cambios sucedidos en el panorama literario español tras la muerte de Franco y el fin de la censura y que, en su opinión, además de dar paso a nuevas perspectivas políticas, permitieron sobre todo el auge de la mujer en la literatura, tanto en calidad de lectora como de autora. En palabras de Anežka Charvatová, no es que las mujeres empezaran a leer, sino que los hombres dejaron de hacerlo.

Stanislav Škoda, foto: ČT
Aún así los grandes nombres siguen siendo, salvo excepciones, masculinos. Y por suerte, numerosos. De hecho en el debate no hubo tiempo de tratar algunos autores especialmente significativos, como comentó después Charvatová.

“No hemos tenido tiempo de hablar de todos. Por ejemplo, quería hablar de Vila-Matas, que para mí al lado de Javier Marías es otra figura representativa, que también se publicó en checo. Y me gustaría publicarlo más, y que se leyera más acá, porque es otro tipo de literatura lo que hace él respecto a Javier Marías, pero también es gran literatura. Mientras que Lucía Etxebarría, su primera novela es interesante pero después se ha vuelto muy comercial”.

Charvatová, traductora entre otros de Roberto Bolaño, Luis Sepúlveda, Reinaldo Arenas o Mario Vargas Llosa, lamentó que no se haya traducido a checo a Manuel Vázquez Montalbán, autor de la serie policiaca del detective Pepe Carvalho y valoró la explosión de literatura detectivesca de calidad que se está dando en España.

Edición checa de Corazón tan blanco de Javier Marías, foto: BB Art
“Otra cosa interesante de la que queríamos hablar y no nos dio tiempo fue la novela negra o detectivesca. Lo que hace Lorenzo Silva, del cual hablamos, y todo ese grupo de Getafe. Lo hacen los españoles tanto como los latinoamericanos. Me parece que es un grupo muy importante. Y los que no pertenecen al grupo pero también escriben novela negra. Traje una novela de Pedregosa, por ejemplo, que es un autor joven, que ahora empieza a publicar literatura policiaca, y que queremos publicar en checo. O sea, tenemos la idea de publicar una serie de novela negra o literatura policiaca en checo para contrarrestar la ola de novelas que nos vienen del norte, diciendo: ‘en el sur se escriben novelas mejores que en el norte’”.

En este proyecto editorial aparecerían escritores no solamente españoles, sino también franceses e italianos, que tratarán de luchar por el lector checo contra Larson, Nesbo y compañía. Y hablando de mercado, Charvatová afirma, que pese a las diferencias, en la República Checa se observan tendencias de lectura compartidas con España, que de hecho están abriendo las puertas a los autores españoles en la estela de Dan Brown.

“Los autores súper conocidos que hacen literatura de tipo novela gótica actual o novela de secreto, algo como hace Carlos Ruiz Zafón, por ejemplo. ‘La Catedral del Mar’ de Ildefonso Falcones, se publicó y se vendió muy bien. ‘La Sombra del Viento’, de Zafón, también se vendió muy bien. Esos bestsellers funcionan bien, pero si tienen mucha publicidad. Creo que si lo publica una pequeña casa editorial, que no tiene dinero para hacer la publicidad, tampoco se venderá mucho”.

Edición checa de Amor, Curiosidad, Prozac y Dudas de Lucía Etxebarría, foto: Garamond
Y de lo más comercial, pasamos a lo consagrado. De acuerdo con Charvatová está produciéndose un cambio en cuanto a los grandes autores en lengua española que más suenan al lector checo, aunque todavía se nota un predominio del Nuevo Continente.

“Eso está cambiando. Antes de 1989 creo que se conocía más a los latinoamericanos. Ahora es la hora de los españoles, que llegan más. Pero si quieres los nombres, por supuesto los Nobel. García Márquez se conoce mucho, se lee mucho a Borges. Vargas Llosa también. Cela, que es el último Nobel español, se conoce menos y sobre todo se conocen sus obras antiguas. Se tradujo de él ‘La Colmena’, ‘La Familia de Pascual Duarte’, ‘El Molino de Viento’ y nada más, o sea, nada de lo reciente o más nuevo”.

Durante la Noche Literaria la poesía jugó un importante papel. Se leyeron originales de la presente Elena Buixaderas y su traducción al checo, así como del poeta español Ramón Machón, que vivió en Praga durante algunos años. Sin duda la poesía, aunque mucho menos comercial, se sigue traduciendo y publicando, comenta Charvatová.

“Un traductor joven, Petr Zavadil, ganó el premio Jungmann por su traducción al checo de José Ángel Valente, y también tradujo a Robayna. Se traduce y se publican pequeñas editoriales, que hacen 500 ejemplares, no van a publicar miles, pero algo se publica. Es para un público limitado”.

Elena Buixaderas, foto: Archivo de Radio Praga
Charvatová fue finalista del premio Magnesia Litera de Traducción por su trabajo en ‘El Contador’ de Mario Vargas Llosa, y ganadora del premio Jungmann en 2009 por ‘Los Detectives Salvajes’ de Roberto Bolaño. Actualmente es responsable de la colección Transatlántica, de la editorial Garamond, dedicada a autores iberoamericanos, y un personaje clave de la traducción literaria del español al checo. ¿Se pierde siempre algo en las traducciones? Como buena conocedora, nos confiesa la mayor dificultad a la que se ha tenido que enfrentar en sus más de 20 años de carrera.

“Yo me dedico mucho más a los autores latinoamericanos. Ahí el problema en general radica también en el léxico, porque hay cosas de la selva que no tienen correspondencia. O el problema para muchos traductores al checo es cuando se juntan personajes de varios países latinoamericanos y de España y cada uno habla con otro idioma. Y se reconoce inmediatamente si es un mexicano, chileno o argentino. Y en checo eso no se puede dar. Es uno de los problemas insuperables. Hay que crear varios niveles de lenguaje común y hay que poner ‘dijo el chileno’ o algo así para que se sepa”.

El evento fue organizado por el Instituto de Arte y el Museo de Literatura Nacional y financiado por la Comisión Europea. En ediciones anteriores las Noches de la Literatura Europea trataron, por ejemplo, los escritores italianos, bálticos, franceses, austriacos, alemanes o escandinavos.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio