Unidad en el V4: La UE debe volver a sus raíces

Robert Fico, Bohuslav Sobotka, Beata Szydlo, Victor Orbán, foto: ČTK

Una Unión Europea más volcada a las necesidades de sus ciudadanos, un Brexit que no dañe los intereses de los europeos que actualmente residen en Gran Bretaña y una OTAN fuerte y estable que pueda hacer frente a sus amenazas. Esos son los propósitos del Grupo de Visegrád, al que pertenece Chequia, según se acordó este jueves en Varsovia.

Robert Fico, Bohuslav Sobotka, Beata Szydlo, Victor Orbán, foto: ČTK
El Grupo de Visegrád sigue consolidándose como una formación regional de importancia, clave para coordinar los objetivos internacionales de sus miembros. En la reunión de este jueves en Varsovia, coincidiendo con la presidencia polaca del V4, la República Checa, Eslovaquia, Hungría y Polonia acordaron una estrategia común en cuanto a la reforma de la UE, el Brexit y el desarrollo de la OTAN.

En primer lugar, en cuanto a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europa, el objetivo común será un mantenimiento del estatus actual para los ciudadanos europeos, explicó el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka.

“Uno de los principales intereses de la República Checa, y coincidimos en que también de todo el V4, es que nuestros trabajadores en Gran Bretaña tengan las mejores condiciones, es decir, equiparables a las de los británicos”.

Foto: Dave Kellam, CC BY-SA 2.0
Por lo que respecta a la Unión Europea, los cuatro de Visegrád apuestan por una vuelta a las raíces de la asociación y más énfasis en las necesidades de sus ciudadanos. Es decir, menos regulación y mayor coordinación de las políticas generales de sus miembros, mayor defensa de las fronteras de la zona Schengen y más colaboración en materia de seguridad y lucha contra el terrorismo.

El V4 estaría así a favor de una reforma de la UE que respetara las libertades básicas de libre circulación de capital, personas y mercancías, y que solucionara los problemas de representatividad democrática y el papel de los Parlamentos Nacionales en la toma de decisiones. Al mismo tiempo se desearía una UE más pragmática y efectiva, que pudiera jugar un rol más importante a nivel global.

Precisamente la política internacional ha sido también un tema debatido en la reunión, concretamente el papel de la OTAN en la situación actual. En el V4, cuyos miembros pertenecen todos a la Alianza Noratlántica, han preocupado las palabras del candidato a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trumb, que aseguró en una entrevista a The New York Times, que su país no tendría por qué tener prisa a la hora de asistir a otro país miembro que sufra una agresión. Es de vital importancia que el grupo de Visegrád contribuya a una OTAN más estable, subrayó Sobotka.

Foto: ČTK
“Espero que en los Estados Unidos gane quien gane de los candidatos a la presidencia, el país siga siendo un aliado estable en la Alianza Noratlántica”.

El Grupo de Visegrád también trató el reciente intento de golpe de Estado en Turquía y las subsiguientes purgas masivas llevadas a cabo por el presidente Recep Tayyip Erdogan. El V4 apoya al Gobierno elegido democráticamente y espera que en Turquía domine un orden constitucional basado en el derecho internacional.