Una empresa checa desarrolla manuales de física para niños con realidad aumentada

Foto: Tomáš Slavík/Vividbooks

Con el propósito de enseñar ciencia a los niños de manera lúdica, desde hace unos meses, la recién creada empresa Vividbooks edita manuales de física interactivos para dispositivos electrónicos que utilizan realidad aumentada, entre otras tecnologías.

Foto: Tomáš Slavík/Vividbooks

Vividbooks fue fundada en 2020 por Vítek Škop, un diseñador visual reconocido en su ámbito que dedicó los últimos años a diferentes proyectos. Uno de los más importantes fue la exposición “Innovación checa”, para la que se utilizó la realidad aumentada, una nueva técnica digital que superpone a la realidad su representación numérica actualizada en vivo en una pantalla. Al ver cómo le gustó a la gente, quiso utilizar esta tecnología con un fin más educativo, cómo contó a Radio Praga Internacional Vítek Škop.

“Durante estos últimos diez años, como diseñador gráfico trabajé en proyectos de logotipos, tipografía y diseño. Luego se me ocurrió la idea de Vividbooks porque junta todo lo que más me gusta, une mi pasión, que es la tecnología, con compartir información de manera simple usando imágenes. Cuando trabajaba con realidad aumentada en la exposición Innovación Checa, a la gente le gustó mucho la idea, así que intenté usar esta tecnología y hacer algo útil con ella”.

Vít Škop, foto: archivo personal de Vít Škop

Vítek Škop se juntó después con el profesor František Cáb, que le ayudó a crear los contenidos de física. También le propuso utilizar esta aplicación para motivar a los niños a aprender y participar más.

Hoy en día, la aplicación Vividbooks puede ser utilizada como una herramienta de enseñanza por los profesores de escuela, pero también por los padres que quieran ampliar los conocimientos de sus hijos en física. Ya ha sido probada en treinta escuelas checas y existe una versión en inglés además de la checa.

Foto: Tomáš Slavík/Vividbooks

En total, son ya 130 lecciones dirigidas a niños de entre 10 y 15 años. Así, con el fin de hacer dinámico el aprendizaje, se presentan animaciones interactivas, además de preguntas y ejercicios y también se requiere el uso de papel. Vítek Škop describe su funcionamiento.

Foto: Tomáš Slavík/Vividbooks

“Los niños reciben las hojas de los profesores y los dibujos en estas hojas están en blanco y negro. Cuando usan la realidad aumentada, el blanco y negro cobra vida, como en Harry Potter. También hay una cosa que me parece importante, los niños pueden dibujar en estas hojas. No se quedan observando pasivamente, siempre sacan algo de ello”.

Para usar estos manuales hay que descargar una aplicación en un móvil o tableta. Vítek Škop explica que es consciente de que este tipo de método puede ser criticado, ya que un uso indebido de las pantallas suele ser muy negativo, particularmente en el caso de los niños.

Foto: Tomáš Slavík/Vividbooks

“El uso de las pantallas en las escuelas es un tema complicado y creemos que, si se usan de manera razonada, podemos mostrar a los niños que pueden utilizar el teléfono para algo que no sea conectarse a Facebook o Instagram, y ser más que un lector pasivo. Les enseñamos que también es una herramienta de creación y aprendizaje”.

Con su formato simple y lúdico, Vividbooks está adaptada a la situación sanitaria actual, lo que puede explicar su éxito en Chequia y en los países anglosajones. De hecho, cuando estaban cerradas las escuelas checas en primavera, la empresa distribuyó gratuitamente su contenido. Además, proporcionan asistencia de aprendizaje a distancia y, además, las lecciones contienen, por ejemplo, un resumen claro para los padres.

Autores: Carla Galas , Améline Roussel
palabra clave:
audio