Un convoy militar estadounidense atravesará Chequia

Foto ilustrativa: ČT24

El Gobierno de Praga ha dado su visto bueno al tránsito por carretera de un convoy militar estadounidense a través del territorio de la República Checa. El convoy se dirigirá desde los países bálticos a Alemania y cruzará la frontera checa en tres lugares.

Foto ilustrativa: ČT24
Unos 120 carros blindados y 516 militares estadounidenses atravesarán el territorio checo entre el 29 de marzo y el 1 de abril. El convoy, formado por unidades que regresarán a su base en Alemania tras haber participado en maniobras militares de la OTAN en Polonia y los países bálticos, pasará a su regreso por seis países de Europa Central y del Este.

La mayor participación y presencia de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en las maniobras de la OTAN en Europa, tiene por objetivo reafirmar el apoyo de Washington a sus aliados en el viejo continente, en relación con la crisis en Ucrania y la agudización de las relaciones con Rusia. El traslado del convoy estadounidense a través de varios países de la Alianza Noratlántica quiere demostrar a la vez la unidad de este pacto y la disposición de sus miembros de ayudarse mutuamente, según destacó el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka.

”El acuerdo dado por el Gobierno checo responde al cumplimiento de nuestros compromisos como miembro de la OTAN. Igualmente manifestamos así que somos parte inseparable de la Alianza, nuestra disposición de ayudar y nuestra solidaridad con los aliados”.

Bohuslav Sobotka, foto: Filip Jandourek
Los efectivos del regimiento motorizado estadounidense entrarán al territorio checo en tres lugares, para encontrarse posteriormente en el barrio de Ruzyně, en Praga. Más adelante el convoy se dirigirá a la ciudad de Pilsen, en Bohemia Occidental, y desde allí a la base militar estadounidense en Baviera, como aclaró el ministro de Defensa checo, Martin Stropnický.

”Las Fuerzas Armadas checas, junto con la Policía y la Administración Aduanera brindarán la asistencia necesaria durante el traslado del convoy estadounidense. Será garantizado su pase tranquilo por la ruta acordada, así como el combustible para sus vehículos. Todos los gastos vinculados con el tránsito del convoy por territorio checo serán reembolsados por la parte norteamericana”.

El convoy atravesará en total unos 1.800 kilómetros de carreteras. En la República Checa los soldados pasarán tres noches y serán alojados en establecimientos militares en las ciudades de Vyškov, Liberec y Pardubice.

El tránsito de las unidades estadounidenses por Chequia es respaldado también por la oposición. El líder del Partido Cívico Democrático, Petr Fiala, dijo que es nuestro deber cumplir con los compromisos como miembro de la OTAN, siendo esta alianza un firme garante de la paz y la democracia en el mundo.

Foto: Jan Černý
Los comunistas son los únicos que no están de acuerdo e insisten que la presencia de las tropas estadounidenses llevará a la agudización de la tensión. Objetan además que los vehículos blindados de gran peso destruirán las carreteras locales y dificultarán el tránsito. En opinión de los comunistas además, un asunto de semejante envergadura debería ser debatido previamente por el Parlamento.