Tribunal Constitucional confirma pagos adicionales por asistencia médica

Foto: CTK

El Tribunal Constitucional confirmó que los checos seguirán pagando en consultorios médicos y hospitales. Con una mayoría apretada de votos, los jueces decidieron que los pagos adicionales, aplicados desde el pasado 1 de enero, no limitan el acceso del paciente a la asistencia médica.

Foto: CTK
Un solo voto determinó este miércoles que los pagos adicionales por la asistencia médica, introducidos en el marco de la reforma gubernamental de la Salud, no contradicen a la Constitución. Ocho jueces del Tribunal Constitucional los apoyaron, y siete votaron a favor de su abolición, según solicitó la demanda presentada en otoño por el opositor Partido Socialdemócrata.

El juez Stanislav Balík explicó que la ley que estipula el desembolso de contribuciones adicionales en establecimientos sanitarios y farmacias no impide al paciente el acceso a la asistencia médica.

“Por este motivo rechazamos la demanda, pero apelamos a los legisladores que resuelvan los casos concretos de urgencia, ya que disponen de los instrumentos adecuados, por ejemplo, los subsidios sociales”.

El ministro de Salud, Tomáš Julínek, se mostró satisfecho con el veredicto del Tribunal Constitucional.

 Ministro de Salud, Tomáš Julínek y Tomáš Cikrt (Foto: CTK)
“Es un compromiso para que sigamos con las reformas. Creo que nos da crédito y una mayor confianza de que los cambios que preparamos benefician a los pacientes. La mayor parte de la reforma, que está por venir, debería mejorar su posición de manera más significativa”.

Por su parte, el ex ministro de Salud y diputado socialdemócrata, David Rath, opina que el Tribunal Constitucional perdió su crédito ante los ciudadanos checos.

“El Tribunal Constitucional decidió que cualquier reivindicación del derecho a la asistencia médica gratuita, garantizada por la Ley, resulta una ilusión”.

La Cámara de Diputados volverá a deliberar sobre la reforma de la Salud la próxima semana. No solamente la oposición, sino también el democristiano Partido Popular y los Verdes de la coalición gubernamental se oponen al hecho de que los pagos adicionales afecten a los pacientes infantiles y jubilados. El ministro Julínek se niega a cambiar el sistema introducido, pero está dispuesto a exonerar de los pagos a menores de tres años.

Actualmente, cada paciente sin excepción paga un euro por la visita al consultorio. Una suma igual la desembolsa en la farmacia por cada medicamento recetado. Un día de internación en el hospital cuesta aproximadamente dos euros.