Toda la gloria para el Slavia, campeón tras 12 años

Foto: CTK

Recién en la última fecha de la Primera División checa de fútbol el Slavia de Praga se proclamó campeón, al quedar tres puntos por encima de su gran rival, el Sparta de Praga, en la clasificación absoluta.

Slavia contra Jablonec (Foto: CTK)
Casi 21 mil espectadores, récord de temporada, ovacionaron el sábado a los jugadores del Slavia que alzaron la Copa liguera. El equipo rojiblanco necesitaba conseguir un punto para campeonar e inauguró su nuevo estadio de Eden empatando a dos con el Jablonec.

La lucha por el título fue dramática y llena de cambios. El Slavia inició la segunda parte de la temporada con cinco puntos más que el Sparta de Praga, pero derrochó la ventaja y cuando faltaban tres fechas para el fin del campeonato se encontraba cuatro puntos por debajo de su rival. Sin embargo, el equipo rojiblanco aprovechó las inesperadas derrotas recientes del Sparta, para proclamarse campeón de la Liga, según comentó el técnico del Slavia, Karel Jarolím.

“Al final logramos el título a pesar de los altibajos que tuvimos en primavera. Creo que esta temporada se inscribirá con letras de oro en la historia del club. Desde principios de la segunda vuelta del campeonato jugamos bajo presión y no fue fácil. En cierto período estuvimos a punto de resignarnos pero al final todo terminó bien”.

Vladimír Šmicer (Foto: CTK)
Tras sumar 17 victorias, nueve empates y cuatro derrotas, el Slavia logró conseguir el título liguero tras 12 años. El único jugador del equipo actual que conquistó con el Slavia un título anterior es Vladimír Šmicer.

“Hace 12 años teníamos un equipo de más calidad que ahora. En aquel entonces hubo una gran diferencia entre el Slavia y los demás clubes y dominamos claramente en la Liga, mientras que este año la clasificación ha sido más apretada”, dijo el centrocampista.

El Slavia pudo incluso haber perdido en la última jornada y habría sido proclamado campeón de todas formas, ya que el Sparta de Praga cayó en casa ante el Liberec por 3-4. El club de Bohemia del Norte logró así una revancha por la derrota que había sufrido frente al club capitalino en la final de la Copa Checo-Morava de Fútbol y profundizó la desilusión de los jugadores del ex campeón, según indicó el defensa del Sparta, Tomáš Sivok.

Jugadores de Slavia con la copa liguera (Foto: CTK)
“Sabíamos que el Slavia tenía la lucha por el título en sus manos y que en casa jugaría a tope para conseguir el empate, pero no perdíamos la fe. De todas formas, al final no nos hubiera bastado ni siquiera la victoria”, lamentó el futbolista.

Campeón y subcampeón checos participarán la próxima temporada en la fase previa de la Liga de Campeones. En la Copa de la UEFA jugarán el Liberec, finalista de la Copa Checo-Morava de Fútbol, y el Baník de Ostrava, que terminó en tercera posición de la Liga. El club moravo derrotó en la última fecha a domicilio al Bohemians 1905 por 0-2 y mandó de esa forma al club del canguro a la Segunda División. El Bohemians desciende junto al colista, el Most.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio