Tensas relaciones entre Klaus y los Verdes

Foto: CTK

El presidente de la República, Václav Klaus, abandonó enojado la conferencia de prensa celebrada después de su encuentro este lunes con miembros de la facción parlamentaria del Partido de los Verdes.

Václav Klaus con los Verdes (Foto: CTK)
Una hora y media debatieron a puertas cerradas los diputados del Partido de los Verdes con el presidente Václav Klaus, quien intentaba asegurarse su respaldo en las elecciones presidenciales del 8 de febrero. No obstante, los seis diputados Verdes reafirmaron que apoyarán al economista Jan Švejnar, el único rival de Klaus. En posterior encuentro con los periodistas, el líder de los Verdes, Martin Bursík, dijo que el motivo es la postura de Václav Klaus frente a temas ecológicos.

“Durante el encuentro con Klaus se confirmaron nuestros temores de que el presidente considera secundaria la protección del medio ambiente. Dijo por ejemplo, que los esfuerzos por detener el cambio climático son un error trágico. Los Verdes no estamos dispuestos a respaldar a un candidato presidencial que no se interesa por el estado ambiental”, recalcó Bursík.

Václav Klaus y Martin Bursík (Foto: CTK)
Klaus calificó las palabras de Bursík ante los periodistas como deshonestas. Afirmó que estaba convencido de que su encuentro con los Verdes permitió aclarar las opiniones de ambas partes sobre los más diversos temas para destacar los puntos coincidentes.

“Esperaba que el líder de los Verdes, Martin Bursík, informara a los periodistas de los puntos en los que estamos de acuerdo y sólo después hablaría de los temas que nos separan. El procedimiento de Bursík lo considero por tanto como muy deshonesto y cobarde”, dijo Klaus.

Tras este público intercambio verbal, Václav Klaus abandonó la conferencia de prensa. Klaus, evidentemente, no esperaba tal duro rechazo por parte de los Verdes, opinan los observadores. Añaden que, no obstante, las posibilidades de ambos candidatos presidenciales siguen siendo equilibradas.

Ni Klaus ni Švejnar tienen asegurados todavía los votos suficientes para ser electos. En la República Checa al presidente lo eligen los diputados y senadores. La situación de ambos sería incierta también en caso de que las elecciones fueran directas. Lo confirman dos recientes sondeos de opinión, realizado por las agencias demoscópicas STEM y SC y C. Mientras que en el primero, el 52 por ciento de los encuestados expresó apoyar a Švejnar y sólo el 48 por ciento a Klaus, en el segundo el 57 por ciento de los participantes dijo que votaría por Klaus y sólo el 43 por ciento por Švejnar.