Suplemento al acuerdo de coalición: ¿garantía de estabilidad del Gobierno?

Vladimir Spidla, Foto: CTK

Los partidos gubernamentales firmaron este miércoles un suplemento al acuerdo de coalición que compromete a sus diputados a votar en favor de los proyectos gubernamentales. La crisis del Gobierno checo fue finalmente conjurada. El Gabinete seguirá trabajando manteniendo su estructura original.

El Primer Ministro checo, Vladimir Spidla, Foto: CTK
El Primer Ministro checo, Vladimir Spidla, opina que todos los borradores de ley que el Gobierno considerará como claves deberán ser debatidos minuciosamente y en forma previa en el marco de los grupos parlamentarios de los partidos gubernamentales. Esta es garantía suficiente para que la Cámara de Diputados apruebe, por ejemplo, el presupuesto estatal o la ley sobre el referéndum.

La cláusula del acuerdo de coalición fue propuesta por la Unión de la Libertad. En caso de que este partido la viole sus ministros tendrán que abandonar el Gobierno, declaró Spidla. Pero aún en la oposición los unionistas tolerarían al Gabinete. Por otra parte, el democristiano Partido Popular está decidido a permanecer en la coalición gubernamental aunque sólo fuera con los socialdemócratas.

Ivan Pilip, Karel Kuhnl y Hana Marvanova, Foto: CTK
La diputada de la Unión de la Libertad, Hana Marvanová, cuyo voto contra los cambios del sistema tributario provocó la crisis, se mostró de acuerdo con el suplemento. Se ha reservado, sin embargo, el derecho a veto.

"En caso de que mis objecciones presentadas en el grupo parlamentario sean ignoradas no me veré obligada a votar de acuerdo con los diputados de mi partido. Ello debería signifar que las leyes serán discutidas hasta alcanzar un consenso".

Los partidos de oposición no ven, sin embargo, en el suplemento al acuerdo de coalición una garantía de estabilidad del Gobierno. El presidente del grupo parlamentario del Partido Cívico Democrático, Vlastimil Tlustý, lo considera como destructivo. A partir de este momento cualquiera de los 101 diputados de la coalición sabrá que si en el futuro aprieta un falso botón causará la disolución del Gobierno, advirtió Tlustý.