Sparta y Pilsen celebran su clasificación a la Europa League

Sparta Praha - Feyenoord Rotterdam, foto: ČTK

El Sparta de Praga y el Viktoria Pilsen superaron dos eliminatorias complicadas y aprovecharon el apoyo de su público para eliminar al Feyenoord de Roterdam y el Lokeren belga, respectivamente. El campeón de liga, el Liberec, no pudo sin embargo cerrar el pleno para el fútbol checo en la jornada y vio como se alejaba su sueño europeo en Ucrania.

Sparta Praha - Feyenoord Rotterdam, foto: ČTK
La hinchada del Sparta de Praga disfrutó y celebró este jueves como no lo había hecho en bastante tiempo. Después de dos años de su última participación en una competición europea, este jueves volvió a clasificarse para una y lo hizo a lo grande, jugando bien ante su público y dominando en el marcador a un histórico, como es el Feyenoord de Roterdam.

En un partido vistoso, el Sparta terminó con hacerse con el dominio y con las ocasiones más claras hasta que en el minuto 60, una clara mano en el área rival, permitía a Václav Kadlec anotar de penalty, con mucha seguridad, el tanto que rompía el empate con el que terminó el partido de ida en Holanda. Kadlec marcaba con este el tercer gol en siete días al Feyenoord, erigiéndose en principal artífice del éxito de los praguenses.

Václav Kadlec y Jiří Jarošík (drch.), foto: ČTK
Menos de diez minutos después de su acierto, un cabezazo impecable de Jiří Jarošík sentenciaba casi la eliminatoria, ya que el Sparta mantuvo, esta vez sí, la concentración hasta el final. Incluso pudo marcar un tercer gol, pero este se fue al palo.

Tras el pitido final, fiesta en la grada de Letná y en el vestuario. Las sensaciones no podían ser mejores, según uno de los héroes de la jornada, Jiří Jarošík.

“En el partido de ida vimos que contra ellos se podía jugar. Lo único que no nos trajimos fue un buen resultado, pero sabíamos que teníamos muchas opciones para clasificarnos. Ahora lo hemos conseguido y estamos encantados, no nos lo creemos. Era un rival duro y estamos muy contentos”.

Pavel Vrba, foto: ČTK
Este jueves también se festejó hasta tarde en la ciudad de la cerveza. El Viktoria Pilsen consiguió su segunda clasificación europea en dos años seguidos, lo que en palabras de su entrenador Pavel Vrba, es sin duda un tremendo logro.

Además, el Pilsen no lo tenía fácil. En el partido de ida había caído por 2-1 ante el Lokeren en Bélgica. Un solo gol del equipo flamenco podía poner los play-off muy cuesta arriba.

El Viktoria jugó un partido inteligente. Seguro y con paciencia, logró antes de que concluyera la primera parte el gol que a la postre les daría la clasificación. Su artífice fue de nuevo Marek Bakoš, autor también del tanto en campo contrario la semana pasada, que concluyó 2-1, y que terminaría teniendo un valor doble.

Viktoria Pilsen - KSC Lokeren, foto: ČTK
En la segunda parte el Pilsen gozó de muchas más opciones de marcar al lanzarse arriba el Lokeren en busca de la salvación, pero ni uno ni otro equipo lo consiguieron, por lo que los checos sufrieron hasta el último momento.

La cruz de la jornada del fútbol checo fue para el Liberec. Tras el 2-2 de la ida en Chequia ante Dnipro Dnipropetrovsk, en Ucrania terminaron sucumbiendo en un partido peleado y luchado.

Oleksandr Aliyev adelantó a los locales con dos goles de penalty. El Liberec, a pesar de la expulsión de Nezmar en el minuto 25, reaccionó con coraje y poco después del 2-0, volvía a igualar el partido y la eliminatoria a veinte minutos del final. Pero entonces llegó Yevhen Konoplianka para rematar un balón en el área y adelantar de nuevo a los ucranianos sobre los cansados checos, que sin embargo estuvieron a centímetros de un tercer y decisivo gol que se estrelló en el palo. A pocos minutos del final, en un contraataque, el croata Nikola Kalinic acababa definitivamente con las aspiraciones europeas del Liberec.

palabra clave:
audio