Se suspenden en Chequia las clases en las escuelas por coronavirus

Besuchsverbot in einem Krankenhaus (Foto: ČTK / David Taneček)

El Consejo de Seguridad del Estado decidió suspender a partir de este miércoles las clases en todas las escuelas de enseñanza básica, media y en las universidades de la República Checa a raíz de la proliferación incontrolada del nuevo coronavirus.

Foto: ČTK / David Taneček

Tras conocerse en la noche del lunes que el número de personas en Chequia infectadas con el nuevo coronavirus subió a 40 y de cara al desarrollo de la situación en toda Europa, el Consejo de Seguridad del Estado acordó este martes introducir medidas más severas de precaución. En posterior conferencia de prensa el primer ministro checo, Andrej Babiš, recalcó que se reaccionaba de esa forma al desarrollo de la situación en torno al nuevo coronavirus en toda Europa.

Adam Vojtěch, foto: ČTK / AP Photo / Virginia Mayo
”De cara al avance de la epidemia del coronavirus en Europa, hemos decidido introducir nuevas medidas extraordinarias. Desde las 18 horas del 10 de marzo, o sea de este martes se prohíbe organizar eventos de teatro, música, cinematografía, exposiciones y otras actividades de carácter cultural deportivo y religioso con participación de más de 100 personas. En segundo término, a partir de este miércoles, se suspenden temporalmente las clases en todas las escuelas de enseñanza básica, media y en las universidades del país”.

De acuerdo con Babiš, estas medidas son indispensables en vista de que varios países de Europa no tienen bajo control la propagación de coronavirus. El jefe del Gobierno acotó que la adopción de estas medidas fue recomendada por los centros de higiene de toda la República Checa. De la prohibición de organizar asambleas con la presencia de más de 100 personas están excluidos únicamente los órganos constitucionales como el Parlamento, los Tribunales, y los órganos de poder popular.

Algunas escuelas de enseñanza básica y universidades en varios lugares de Chequia ya habían suspendido las clases el lunes y a partir de este martes están prohibidas las visitas de los pacientes hospitalizados y de las casas para ancianos.

Roman Prymula, foto: ČTK / Kateřina Šulová
A la propagación incontrolada del nuevo coronavirus en Europa, reaccionó también el viceministro de Salud y uno de los más reconocidos epidemiólogos checos, Roman Prymula, quien destacó la importancia de que las medidas contra la enfermedad sean adoptadas a nivel europeo.

”Tenemos preparadas numerosas medidas que vamos aplicando de acuerdo a la situación actual. Fuimos obligados a adoptar el plan de minimizar los contactos interpersonales. Porque, según lo demuestra la situación en otros países, este es el único camino a seguir para superar la epidemia y ser capaces de someter a tratamientos médicos a los pacientes afectados. En el caso de China y Corea del Sur vemos que la limitación de estos contactos es la vía correcta, pero en Europa, lamentablemente, no se ha seguido ese camino. Nosotros fuimos los primeros en Europa en introducir determinadas medidas de precaución”.

En la República Checa ha sido detectado además el primer caso de una persona infectada con el nuevo coronavirus sin saberse en absoluto dónde pudo haberse contagiado. Se trata de un chofer de taxi de Praga, que no estuvo ni en Italia ni en otro país con mayor proliferación de la enfermedad.

Foto: ČTK/AP/Paul White
Entre otros perjuicios causados por el temor de las personas ante la enfermedad COVID-19 provocada por el coronavirus de Wuhan figura la caída de las ventas de estadías vacacionales en el extranjero en un 20% para la primavera y el verano de este año, como sostiene Jan Papež de la Asociación de Oficinas de Viajes.

”En caso de continuar esta situación unas cuantas semanas, digamos hasta finales de abril, las pérdidas de las agencias de viajes llegarán a unos 59 millones de euros. Pero seguimos confiando que los ciudadanos sólo aplazan la compra de su viaje de vacaciones y que por lo tanto las pérdidas no significarán un impacto grave para las agencias”.

En la República Checa fueron sometidas a análisis de laboratorio las muestras biológicas de unas 1200 personas. La mayoría de los infectados con el coronavirus de Wuhan visitó hace poco Italia del Norte o estuvo en contacto con personas que estuvieron allí.