Se prolongan hasta el 1 de abril las restricciones de movimiento

Справа налево: замминистра здравоохранения Роман Примула, глава МВД Ян Гамачек, премьер-министр Андрей Бабиш, фото: ČTK /Michal Krumphanzl

El Gobierno checo prolongó hasta el 1 de abril la validez de las restricciones de movimiento por la epidemia de coronavirus. Mientras tanto, el primer ministro pidió a la población que respete las directrices aplicadas y utilice mascarillas y otros utensilios protectores a fin de lograr combatir el coronavirus.

De izquierda: Roman Prymula, Jan Hamáček y Andrej Babiš, foto: ČTK / Michal Krumphanzl

La lucha contra el coronavirus continúa, aunque este enemigo sigue con fuerza todavía también en Chequia. En la medianoche de este lunes al martes fueron confirmados en el país 1289 casos de infectados de coronavirus. A pruebas de laboratorio fueron sometidas este lunes 2247 personas y, en total, hasta el presente más de 19 600. Entre el 10% y el 11% de los infectados se encuentran hospitalizados. Siete ciudadanos lograron curarse de la enfermedad COVID-19, mientras que dos personas fallecieron.

En la conferencia de prensa posterior a la sesión del Gobierno este lunes, el ministro del Interior, Jan Hamáček, informó de la decisión de prolongar el período de vigencia de algunas medidas de precaución.

Foto: ČTK / Luděk Peřina
„Hemos acordado prolongar hasta el 1 de abril la validez de todas las medidas, sobre todo las restricciones de movimiento, adoptadas por el Gobierno a raíz del estado de emergencia”.

De acuerdo con Hamáček, el Gabinete endurece a partir de este jueves las normas válidas para los trabajadores transfronterizos, concretamente para los que van a trabajar a Alemania o Austria. Se llegó a un compromiso con el fin de que las personas a las que atañe la medida no pierdan el trabajo. Pueden seguir trabajando en Austria o Alemania, pero sólo bajo la condición de que encuentren allí alojamiento y se queden por más tiempo, se recomienda un ciclo de tres semanas. Además, al regresar a Chequia, y eso podrán hacerlo cuando quieran, deberán permanecer dos semanas en cuarentena. El jefe de la cartera del Interior, Jan Hamáček, explicó esta medida de la siguiente manera.

”La cuestión de los trabajadores transfronterizos la hemos discutido de forma intensiva y hemos hablado de este tema también con nuestros socios de Austria y Alemania, ya que el tema es de gran envergadura. Desde el comienzo habíamos dicho que no queremos impedirles a nuestros ciudadanos salir a trabajar diariamente al extranjero para mantener a la familia y poder pagar la hipoteca, pero por otro lado debemos tomar en cuenta que ese es el último canal por donde puede entrar en la República Checa la epidemia”.

Esta medida no será aplicada por el momento a los trabajadores transfronterizos que desde Chequia van a trabajar a Polonia o Eslovaquia.

Foto: ČTK / Ondřej Deml
Asimismo, hasta el 1 de abril deben seguir cerrados los restaurantes y otros locales semejantes, así como los comercios, con excepción de los de alimentos, farmacias y productos de higiene y aseo.

A partir de este miércoles, los comercios de alimentos con mayor área de venta estarán reservados de 8 a 10 de la mañana a personas mayores de 65 años.

El Gobierno también adoptó algunas nuevas medidas en Educación, aplazando los exámenes de admisión a los liceos y los de bachillerato, y aprobó ayudas para el sector productivo y de agricultura, afectados por la crisis del coronavirus.

Mientras tanto, el primer ministro checo, Andrej Babiš, dirigió este lunes un discurso a la nación, en el que destacó que actualmente nos enfrentamos a uno de los periodos más difíciles de la historia moderna, en el que todos aprendemos a vivir de una manera muy distinta a lo acostumbrado hasta el presente. Babiš agradeció a todos el coraje y la labor realizada en los distintos sectores de la sociedad en la lucha contra el coronavirus y su propagación.

”En reacción al desarrollo de la situación el Gobierno adopta medidas concretas contra la propagación del virus con el fin de proteger la salud de nuestros ciudadanos y adopta también medidas económicas para prevenir despidos de trabajadores, la bancarrota de los autónomos y la quiebra de empresas”.

Foto: ČTK / Luděk Peřina
Babiš pidió a la población paciencia y comprensión y reconoció que el Gobierno puede cometer errores en esta situación desconocida. Igualmente exhortó a dedicar atención todos a las personas de la tercera edad que necesitan ayuda y son las más amenazadas. El jefe del Gobierno checo insistió nuevamente en el uso de utensilios protectores y en no menospreciar la importancia de esta medida.

“Quiero exhortar nuevamente a todos a que seamos responsables, respetemos las restricciones de movimiento, no tratemos de organizar encuentros con otras personas, y al salir de casa protejámonos todos el rostro con mascarillas faciales u otros utensilios. Con ello protegemos vidas humanas y el destino de todos nosotros”.

Andrej Babiš agradeció en su discurso a los médicos y demás personal sanitario su abnegada labor, al igual que a la Policía, los Bomberos y las Fuerzas Armadas. Tampoco olvidó mencionar a los vendedores en las tiendas que a diario se enfrentan al peligro de poder contagiarse eventualmente por coronavirus a través de algún cliente infectado.