Se aproxima puesta en marcha de planta nuclear de Temelín

r_2100x1400_radio_praha.png

El grupo ecologista checo, Iniciativa Cívica por el Medio Ambiente, aplaudió la información de que Austria haya solicitado ser incorporada en el proceso de aprobación definitiva sobre la puesta en marcha de la planta nuclear checa de Temelín, en el sur del país.

El presidente de la Iniciativa ecologista, Josef Pühringer, advirtió que Temelín podría representar para la República Checa un serio obstáculo en sus relaciones con los demás países europeos. Recordó las declaraciones del ministro de Ecología austríaco, Wolfgang Molterer, de que mientras no se aclaren las interrogantes relativas a la protección del medio ambiente y a la seguridad, el funcionamiento en pruebas de la planta de Temelín no debería ser permitido.

En Temelín, mientras tanto, culminan los trabajos previos a la introducción de combustible en el reactor del primer bloque de la planta. Esto representa una de las últimas operaciones previas a la activación del bloque y, según la ley atómica, se trata también del último paso del que se hace cargo la Oficina Estatal checa para el Control de la Seguridad Nuclear.

El vice-director de la misma, Petr Krs, señaló al respecto: "Hemos recibido la documentación pertinente para que sean iniciados los trámites de aprobación de la introducción de combustible en la planta. Estamos concluyendo los análisis correspondientes e iniciamos ya la ardua labor de inspección, que durará entre una semana y 10 días. En caso de que la inspección arroje resultados positivos, la extensión del permiso para la inducción de combustible en Temelín se podría esperar para unas dos semanas", sostuvo Petr Krs vice-director de la Oficina Estatal para el Control de la Seguridad Nuclear en la República Checa.

Krs matizó que la introducción de combustible en la planta no significará todavía un paso irreversible, sin embargo no se podrá dar marcha atrás a seis semanas de la activación del combustible, una vez iniciada la reacción en cadena.