Rosický: “Estoy bien y quiero jugar”

Tomáš Rosický, foto: ČTK

Con Tomáš Rosický en el medio campo y Jan Koller como centrodelantero se enfrentará la selección checa de fútbol este sábado a Eslovaquia. Gracias al regreso al cuadro nacional de estos dos jugadores, aumentan notablemente las posibilidades de los checos de ganar en uno de los partidos clave en su lucha por clasificar para el Mundial 2010.

Tomáš Rosický, foto: ČTK
El capitán del equipo checo Tomáš Rosický ha estado sin jugar más de un año y medio. Durante ese período se sometió dos veces a una operación en la rodilla. En julio reapareció con el Arsenal, pero sufrió otra lesión en el muslo y su participación contra Eslovaquia estaba en duda.

Sin embargo, en la reunión de la selección nacional este lunes en Praga, Rosický subrayó: “¡Estoy bien y quiero jugar contra Eslovaquia!”

El centrocampista aseguró haber asistido a los dos últimos entrenamientos del Arsenal. “La verdad es que se trató de entrenamientos ligeros y me queda pendiente aún verificar debidamente algunas cosas, pero estoy convencido de que el seleccionador podrá contar conmigo”, insistió.

Jan Koller, foto: ČTK
El regreso de Rosický se produce en un momento muy oportuno para el equipo checo. Tras haber jugado seis de los diez partidos clasificatorios, la selección ocupa el penúltimo lugar del Grupo 3, con ocho puntos, siete menos que Eslovaquia, que encabeza la tabla con un partido menos. Si caen el sábado en Bratislava, los checos ya no podrán recuperar la distancia que los separaría de los eslovacos.

Tomáš Rosický jugó la última vez con la selección nacional precisamente en Eslovaquia. En noviembre de 2007 marcó en Bratislava un gol y el cuadro nacional se impuso por 1-3. La afición espera que también esta vez ayude a ganar a los checos, que últimamente carecen de un dirigente de juego.

El seleccionador Ivan Hašek podrá contar, además, con el delantero Jan Koller. El mejor goleador de la selección checa en toda la historia se retiró del equipo en 2008, pero decidió volver a vestir la camiseta nacional para ayudar a salvar el barco checo que se está hundiendo en las eliminatorias.

Con Rosický y Koller, la República Checa saldrá el sábado al campo con su formación actual más fuerte. El centrocampista Jan Polák es el único jugador que está de baja de la convocatoria. El jugador del Anderlecht de Bruselas ha sufrido una lesión en el ligamento cruzado y parece que no podrá jugar durante un período largo.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio