Resumen de la Prensa Checa

0:00
/
0:00

La venta ilegal de medicamentos, la moción de censura contra el Gobierno, y la subasta del cuadro titulado Durmiente, que se convirtió en la segunda obra checa más cara, son las noticias que comenta la prensa nacional de este lunes.

En la República Checa aumenta la venta ilegal de medicamentos que se pueden comprar sólo por receta, informa el diario Mladá Fronta Dnes.

Los reporteros de dicho periódico descubrieron a un revendedor que les ofrecía remedios sin receta médica por un valor de aproximadamente 2.800 euros.

“Puedo conseguir cualquier medicamento sin receta”, aseguró el individuo a los reporteros, que lo estaban rodando con una cámara oculta para hacer un sondeo del mercado ilegal de fármacos.

El diario explica que la venta ilegal de fármacos florece, ya que mucha gente tiene vergüenza de pedir algunos remedios a los médicos. Más del 60 por ciento de los hombres, por ejemplo, compra ilegalmente los medicamentos para el tratamiento de la disfunción eréctil, aunque el precio les sale así dos veces más caro que en la farmacia, indica el rotativo.

Primer ministro, Mirek Topolánek (Foto: ČTK)
El diario advierte que los medicamentos vendidos ilegalmente salen más caros y, además, muchas veces se trata de falsificados que pueden dañar la salud.

Los diarios checos comentan ampliamente la moción de censura a la que la oposición someterá al Gobierno este martes en la Cámara de Diputados.

Lidové Noviny escribe que la caída del Ejecutivo del Partido Cívico Democrático se ha aproximado al declarar el diputado de esa agrupación política, Vlastimil Tlustý, que no apoyará al Gobierno.

Tlustý, que tiene discordias a largo plazo con el primer ministro, Mirek Topolánek, sostuvo que se esforzará por persuadir a otros diputados de la frágil coalición gubernamental a votar contra el Gobierno.

Foto: ČTK
Según la situación actual resulta que la oposición necesitaría conseguir un solo voto para derrumbar el Gobierno, especula el diario y agrega que aún hay diputados de la coalición gubernamental que siguen vacilando y podrían hundir al Gabinete de Topolánek.

El cuadro surrealista “Durmiente”, de la pintora checa Toyen, fue subastado el domingo pasado por el precio de partida de 20 millones de coronas, equivalentes a unos 800 mil euros, informa el diario Právo.

La obra, que fue pintada en 1937, se convirtió así en el segundo cuadro checo más caro de toda la historia.

El cuadro más caro sigue siendo la obra titulada Élévation, de František Kupka. Su precio alcanzó 880 mil euros, precisa el periódico.