Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Pavla Jedlickova

El caso de los dos checos encarcelados en Cuba sigue acaparando la atención de todos los periódicos checos. La prensa comenta, entre otros aspectos, el papel desempenado por el Partido Comunista checo. En un artículo titulado "La Quinta Columna", el matutino Lidové Noviny senala que los comunistas checos, que en los últimos once años han intentado presentarse como una fuerza democrática, mostraron nuevamente su verdadera cara totalitaria:

"Los comunistas checos apoyan desde el principio de este caso al régimen antidemocrático de Fidel Castro, diciendo que Ivan Pilip y Jan Bubeník son culpables. Con este rechazo del principio de la presunción de inocencia ofenden el honor de estos compatriotas suyos", matiza Lidové Noviny, agregando que los comunistas checos se han convertido en una agencia estatal cubana por medio de la cual los castristas entregan informaciones al Gobierno checo.

El diario Právo publica el denominado "Informe cubano sobre las razones de la detención de dos ciudadanos checos y sus amplias actividades conspiradoras, así como sobre los intentos del Gobierno checo y sus representantes diplomáticos de inmiscuirse en los asuntos internos de Cuba". Dicho informe fue entregado este martes por el encargado de negocios cubano en la República Checa, David Paulovich, a Miloslav Ransdorf, alto dirigente del Partido Comunista checo.

Právo publica también una entrevista con Jan Zahradil, ministro de Relaciones Exteriores en la sombra, del Partido Cívico Democrático. Zahradil sostiene que recientemente la organización estadounidense Freedom House le invitó a participar en su nuevo proyecto de promoción de la democracia en Cuba. "Mi participación consistió en el entrenamiento de disidentes cubanos en la isla en lo que se refiere a la defensa de los derechos humanos y la lucha contra el régimen totalitario", dice Zahradil, explicando que rechazó esta invitación, pero puede ser que Ivan Pilip y Jan Bubeník la hayan aceptado.

Otro de los temas comentados en primera plana por todos los diarios del país es el dictamen del Tribunal Constitucional que anuló cinco de los seis pasajes de la nueva ley electoral. A la ley, aprobada por las dos formaciones mayoritarias del país, los partidos Socialdemócrata y Cívico Democrático, se opuso el presidente de la República, Václav Havel, recurriendo al Tribunal Constitucional.

El rotativo Mladá Fronta Dnes califica esta decisión de la mayor victoria del presidente Havel sobre la constelación de fuerzas en el escenario político checo, impuesta por la firma del Pacto de Estabilidad. El Pacto, firmado tras las elecciones parlamentarias de junio de 1998, posibilitó la gobernabilidad a la Socialdemocracia e hizo del oposicionista Partido Cívico Democrático su aliado tácito.

Mientras que en Europa Occidental la gente trata de superar el dolor sin ayuda de analgésicos, los checos los toman excesivamente. A este tema se dedica el periódico Ceské Slovo, escribiendo que muchas personas que se quejan de dolores de estómago, muy a menudo no se dan cuenta de que sus problemas están causados por el uso excesivo de analgésicos. El diario advierte también sobre las masivas campanas publicitarias de estos medicamentos, con las que las empresas farmacéuticas extranjeras se esfuerzan por ganar nuevos mercados en Europa Central y Oriental.