República Checa eliminada del Mundial de Balonmano

r_2100x1400_radio_praha.png

La República Checa se despidió este fin de semana del Campeonato Mundial de Balonmano, disputado en la ciudad francesa de Montpellier, tras empatar en un dramático partido con la selección de Islandia por 29:29. Sin embargo, los checos estuvieron cerca de pasar a octavos de final. Un minuto antes del término del encuentro, la República Checa se mantenía arriba en el marcador con un gol de diferencia, lo que bastaba para mantenerse en el Campeonato. No obstante, uno de los jugadores más experimentados tuvo la victoria en sus manos: cuando faltaban dos minutos para el término, Michal Tonar disparó desde los siete metros sin anotar y pocos segundos después una falla técnica del mismo Tonar imposibilitó que otro lanzamiento suyo pudiera encontrarse con la red. "No le saco nada en cara a Tonar", dijo el entrenador checo Haber, al tiempo que reconoció que tuvieron varias opciones de ganar.

El gran debut de Tomas Rosicky en la Bundesliga se debió aplazar a tan sólo una hora y media de su inicio. El centrocampista checo, transferido recientemente al Borussia Dortmiund de Alemania, debió cancelar su participación en el primer partido del reinicio de temporada producto de una fuerte amigdalitis. Los cerca de 60 mil espectadores que acudieron al encuentro expresaron su congoja pifiando, cuando se dio a conocer la noticia de que Rosicky no participaría en el encuentro frente al Chotebuz. El doctor del Borussia, Michael Preuss, le prohibió a Rosicky jugar hasta que no gozara de buena salud. "Uno nunca sabe de que manera podría influir en el corazón, por lo que sería peligroso que jugara", agregó Preuss.

Por si eso fuera poco, justo a la hora del partido el jugador checo acudía a un control de rutina, lo que le imposibilitó presenciar la victoria de su equipo. El Borussia se impuso finalmente por 2:0.

Con una derrota de 85:96 ante Estonia, la selección checa de baloncesto perdió toda opción de clasificase para el Mundial de esta disciplina y desciende además en la tabla general hasta la cuarta posición. Esto significa que para el próximo Mundial, los checos deberán iniciar su clasificación desde la Fase previa. "Todo se definió desde el inicio del partido. No supimos controlar el dominio de los estonios", indicó el entrenador nacional Michal Jezdik. Esa misma jornada Polonia derrotó a Grecia 81:75. Ambos equipos se clasifican para el Mundial.