República Checa ayudará en reconstrucción de Afganistán

Ministro de RR.EE. checo, Schwarzenberg (a la izquierda) Foto: CTK

Militares y especialistas checos en agricultura, geología y construcción ayudarán desde marzo en la reconstrucción de la provincia Lógar, en el sudeste de Afganistán.

Ivo Střecha y Monika Studená (Foto: CTK)
El grupo checo estará integrado por unos 170 militares y alrededor de diez especialistas en varios sectores de la economía. Éstos formarán un equipo provincial de reconstrucción en el marco de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad, ISAF.

Ivo Střecha, jefe del contingente militar del equipo de reconstrucción en Lógar recalcó, en conferencia de prensa en Praga, que la ayuda de especialistas extranjeros en Afganistán es necesaria, porque la economía y la infraestructura de ese país quedaron en ruinas a raíz de la guerra. Según Střecha, los equipos de reconstrucción de ISAF operan actualmente en 25 provincias del país.

“El desarrollo de Afganistán no lo asegurará la ayuda militar internacional que, sin embargo, también es indispensable. Se necesitan allí geólogos, especialistas en hidrología y construcción, así como veterinarios, para ayudar a una pronta recuperación económica”, dijo Střecha.

Ésta no es la primera vez que especialistas checos ayudarán en proyectos para la reconstrucción de Afganistán, pero el actual equipo es el más numeroso. Además de fortalecer la seguridad en la provincia de Lógar, los expertos checos ayudarán a levantar escuelas, centros de salud y la infraestructura.

De izquierda: Karel Schwarzenberg, Václav Pecha y Ester Lauferová (Foto: CTK)
Más tarde cooperarán en el restablecimiento del trabajo de los órganos de administración y de justicia y adiestrarán a las fuerzas de seguridad locales. Los especialistas checos deberían permanecer en Afganistán un año como mínimo, pero se prevé que la misión podría ser de hasta unos tres años.

El ministro de RR.EE., Karel Schwarzenberg, destacó este lunes en Praga que los checos conciben como su deber ayudar al pueblo afgano, afectado por la guerra. Según Schwarzenberg el éxito de la misión podría asegurar a las compañías y empresas checas su posterior acceso al mercado afgano.

“En ese país existen amplias posibilidades para las empresas checas que, por ejemplo, se especializan en extracción de minerales. Depende sólo de ellas cómo sabrán aprovecharlas. Estoy dispuesto a ayudarles a entablar contactos, pero deben mostrar su propia iniciativa”, dijo Schwarzenberg.

Empresas checas podrían cooperar en el futuro, por ejemplo, en la extracción y procesamiento del cobre, cuyos yacimientos en Afganistán están entre los más grandes del mundo.