Reconciliación del presidente y el ministro de RR. EE. checo aún por delante

Cyril Svoboda a Václav Klaus, foto: ČTK

Las relaciones entre el presidente checo, Václav Klaus, y el ministro de RR. EE., Cyril Svoboda, siguen tensas. Las discrepancias entre ambos políticos en torno a la Unión Europea no se han disipado ni aún después de una reunión celebrada este martes en el Castillo de Praga, sede presidencial.

Ministro de RR. EE., Cyril Svoboda y presidente checo, Václav Klaus, foto: CTK
El jefe de la diplomacia checa, Cyril Svoboda, fue invitado al Castillo para que explicara sus "palabras ofensivas" dirigidas contra el presidente Václav Klaus. Al finalizar la semana pasada la cumbre en Atenas, en la que la República Checa firmó el Tratado de Adhesión a la Unión Europea, Svoboda expresó que las informaciones del presidente checo sobre la Unión son "superficiales e incompletas".

De esta manera reaccionó a las declaraciones del presidente de que la República Checa perdería con el ingreso en la Unión Europea parte de su soberanía. Klaus, como euroescéptico, aboga por que los Estados miembros mantengan en la mayor medida posible sus competencias nacionales.

Ministro de RR. EE., Cyril Svoboda y presidente checo, Václav Klaus, foto: CTK
La postura del presidente es contraria a la del Gobierno checo. El ministro Svoboda subraya que el modelo intergubernamental de la integración europea aumentaría la influencia de los países grandes.

"El interés de la República Checa no es sólo entrar en la Unión Europea, sino también ganarse la mayor posición posible dentro de ella. Y yo voy a defender estos intereses y, naturalmente, ello estará siempre presente en mis declaraciones".

La reunión de Václav Klaus y Cyril Svoboda no consiguió que se reconciliaran. El ministro de RR. EE. insiste en que es el Gobierno el que formula la política exterior, mientras que el presidente le reitera que son colegas en el momento de definirla y ejecutarla.

Quizás el meollo del problema habrá que buscarlo en la Constitución, que establece las competencias del presidente de la República. El presidente representa la política exterior del país en el extranjero pero no la determina. De ello es responsable el Gobierno. ¿Qué ocurre si sus posturas chocan entre sí?